Holanda, un país donde las reinas se jubilan

¿A favor o en contra de la abdicación? Beatriz de Holanda pasa el testigo a Guillermo El 28 de enero de 2013 la reina Beatriz de Holanda comparecía anunciando que era hora de quer su hijo Guillermo ...

Después de 32 años en el trono, Beatriz de Holanda se retira, igual que lo hicieron su abuela y su madre, aunque sus motivos entonces fueron mucho más espinosos. Abdicar allí se ha convertido en una tradición familiar.

No ha sido una sorpresa. Hace tiempo que se especulaba con que la reina Beatriz anunciara la abdicación en su hijo Guillermo justo en estas fechas, coincidiendo con su 75 cumpleaños (31 de enero). "Agradezco la confianza mostrada en mi labor durante los hermosos años pasados a vuestro servicio", dijo en su discurso de despedida.

Se va después de 32 años como jefa de Estado, con un 82% de compatriotas satisfecho con su trabajo, según una reciente encuesta de la cadena pública NOS. Ahora disfrutará de un retiro apacible, el mismo que vivieron su abuela y su madre, las otras soberanas que defendieron su derecho a la jubilación. Si bien es verdad que las circunstancias que les llevaron a tomar esa decisión fueron distintas de las que han motivado a Beatriz.

El último monarca de los Países Bajos que murió en el trono fue el bisabuelo de la actual reina, Guillermo III (1890). Su hija, Guillermina I, fue coronada con 10 años y quedó bajo la tutela de su madre, la regente Emma, hasta la mayoría de edad. Desde que tuvo uso de razón, su vida estuvo dirigida a los asuntos de Estado. No conoció otra cosa, ni siquiera en su vida privada. Sometida a un matrimonio sin amor con el alemán Enrique Vladimiro, soportó varios embarazos fallidos mientras su marido perdía la cuenta de sus hijos ilegítimos.

En 1909 al fin nació la heredera, Juliana. No habría más descendientes. Durante los años 30, en el esplendor de su reinado, convino la boda de Juliana con otro aristócrata alemán, Bernardo de Lippe-Biesterfeld. La unión provocó desasosiego por las simpatías que el nuevo príncipe había manifestado hacia el régimen nazi, aunque Bernardo terminó combatiendo como piloto de la Fuerza Aérea británica. Tras el exilio en Inglaterra a causa de la guerra, Guillermina regresó a su país para liderar la reconstrucción. Sin embargo, le esperaba una nueva crisis: las sangrientas revueltas en las colonias del sudeste asiático. La reina dijo basta. Sentía que había dado a su pueblo más que suficiente durante los 57 años de gobierno.

El anuncio de su abdicación en Juliana (1948) provocó un seísmo político. Sin embargo, la transición no fue traumática por los deseos de cambio en el país. La desde entonces princesa Guillermina se retiró, disfrutando por fin de una intimidad inviolable, dedicada a escribir sus memorias y entregada a la oración.

Su hija, Juliana, se ganó pronto las simpatías de los holandeses. Distante de las viejas tradiciones, le gustaban los paseos en bicicleta y la ropa informal. Nada era lo que parecía. En realidad la reina era una mujer condicionada por sus creencias religiosas y sometida a Greet Hofmans, una curandera que llegó para remediar la ceguera de la cuarta de sus hijas. Su influencia llegó a tal extremo que Juliana no tomaba ninguna decisión sin consultarle.

Así fue durante años, hasta que en 1956 el príncipe Bernardo llegó a amenazar con el divorcio si la curandera no salía de sus vidas al tiempo que el país exigía un cambio radical en la corona. Juliana al fin transigió. Hofmans desapareció; Bernardo aceptó mantener el matrimonio y el Gobierno logró salvar in extremis la institución. No fue el último escándalo, aunque de los siguientes ya no sería testigo la princesa Guillermina, que falleció en 1962.

Dos años después, la conversión al catolicismo de la princesa Irene, segunda de las hijas de Juliana, para casarse sin el permiso del Gobierno con Carlos Hugo de Borbón, sirvió para deteriorar aun más la imagen real. Las filas de los republicanos se poblaban con rapidez, hasta convertirse en multitud cuando se supo quién sería el marido de la heredera Beatriz: el diplomático Claus von Amsberg, antiguo miembro del ejército alemán. Las manifestaciones masivas en contra de esa unión hicieron que su boda, en 1966, no sea recordada como algo feliz.

Por si no fuera suficiente, los medios comenzaron a hacerse eco de la riqueza de los Orange: sus intereses se extendían a algunas de las principales compañías del país. Además, en 1976 trascendió que el príncipe Bernardo había recibido sobornos de la empresa de aviación Lockheed para lograr un contrato con el Ministerio de Defensa.

La reina entendió que ya no podía continuar. En 1980, el mismo día que cumplía 71 años, abdicó. Ocupó entonces un discreto segundo plano para no ser un estorbo en la labor de Beatriz: devolver a la monarquía el respeto de los holandeses. Juliana dedicó su retiro a impulsar proyectos solidarios, hasta que el alzheimer la recluyó en el palacio de Soetsdijk. Cuando falleció en 2004, a los 94 años, la monarquía había sufrido una gran transformación. La tarea encomendada a Beatriz había tenido éxito.

La nueva vida de la reina

Al igual que Juliana, Beatriz ha ocupado el trono 32 años, pero su marcha responde a un deseo personal: ser solo madre y abuela. Hace un año su hijo pequeño, Friso, sufrió un accidente de esquí y permanece en coma profundo, internado en un hospital de Londres. Ahora podrá pasar más tiempo junto a él. Y disfrutar de lo que más le gusta: estar con sus nietos, su mayor alegría desde que el príncipe Claus, el amor de su vida, falleciera en 2002.

"Entrego la corona, pero nos seguiremos viendo", aseguró hace unos días. Un hasta luego de la que a buen seguro nunca será solo una princesa jubilada, sino una entrañable reina madre.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!

profile

Mujer hoy

HoyCorazón

Las lujosas vacaciones familiares de los duques de Cambridge http://t.co/Up0TORG2ry Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

La Cienciología al descubierto. Te lo cuenta La Espía en Hollywood de @mujerhoy http://t.co/5gWf89gye7 Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Él es en quien se está apoyando @cristiano para salir de su "mal momento personal" http://t.co/sAg5w5g3W3 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Los duques de Palma piden permiso al juez Castro para poder efectuar la venta de Pedralbes http://t.co/7pWjYPFxmv Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Lolita y Pablo Durán no superan la crisis y se separan de mutuo acuerdo http://t.co/Iy7qdFF5rY Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

El amor de Fernando Alonso (@alo_oficial) y Lara Álvarez, ahora en Londres http://t.co/pMl9033fR0 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

En @mujerhoy te cuentan la polémica que ha generado Michelle Obama en su visita a Arabia Saudí http://t.co/I8Otly02ok Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

El 'hackeo' a Taylor Swift http://t.co/R2sz5bt0xW Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin piden permiso al juez Castro para vender Pedralbes http://t.co/oEFOEeO9Q0 Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

El refugio de @cristiano ante "el mal momento personal" http://t.co/wrWQRNygkQ Hace 8 horas · responder · retweet · favorito

BeautyCare 2015