Aristócrata dueña de cisnes afectados puso a hijo en un nido, según tradición

Charlotte Townshend, la multimillonaria cuya colonia de cisnes se ha visto afectada por el último episodio de gripe aviar, es la única persona del Reino Unido aparte de la Reina que tiene el derecho a ser propietaria de esos animales. Los cisnes tienen para Townshend, de 52 años, tan fuerte valor simbólico que, como recuerda hoy el diario "Daily Mail", cuando nació su único hijo, siguió una antigua tradición y lo colocó en un nido de ese ave. Hija del noveno vizconde Galway, la aristócrata tiene una fortuna calculada en cerca de 540 millones de euros y su nombre aparece regularmente en las listas de personas más ricas del Reino Unido. Su colonia de cisnes de Abbotsbury, en el condado de Dorset (sur de Inglaterra, que data del siglo XIV, la adquirió uno de su antepasados directamente del rey Enrique VIII de Inglaterra. Townshend, que se ha opuesto a la prohibición por el Parlamento de la caza de zorros, posee y administra personalmente grandes latifundios en los condados de Dorset, Yorkshire, Nottinghamshire , y en el barrio londinense de Holland Park, uno de los más lujosos de la capital. Al igual que la Reina Isabel II, Charlotte Townshend presume de no llevar nunca dinero encima y afirma que no se siente rica.