Brad Pitt: Ser padre es el trabajo más difícil y gratificante del mundo

El actor estadounidense Brad Pitt aseguró hoy que su papel como padre de cuatro hijos, tres de ellos adoptados, es el "trabajo más difícil y más gratificante del mundo". En una entrevista que se emitirá a última hora de hoy, concedida al periodista Larry King, de la cadena estadounidense de televisión "CNN" y de la que se han adelantado algunos extractos, Pitt señala que para él "lo es todo" su papel de padre. Pitt y su compañera sentimental, la también actriz Angelina Jolie, son padres de Maddox, Zahara y Pax, adoptados en Camboya, Etiopía y Vietnam, respectivamente, y de Shiloh, hija natural de ambos, que nació en Namibia. El actor ha concedido la entrevista a King, uno de los periodistas estrella de la "CNN", a raíz de la presentación de sus planes urbanísticos para el Barrio Nueve de Nueva Orleans que resultó inundado por el huracán Katrina hace dos años. En un acto celebrado en el mencionado barrio, duramente afectado por las inundaciones en septiembre de 2005, el artista presentó este lunes su proyecto, denominado "Hazlo bien" y que prevé la construcción de 150 viviendas para agosto del año que viene. Pitt ha donado 5 millones de dólares de su propio bolsillo para uno de los proyectos, con un coste de 150.000 dólares por vivienda. El actor, de 43 años, que grabó la entrevista entre un serie de cubículos forrados con tela rosa que representan a las casas que se erigirán, definió a Jolie como "una mujer de fuertes opiniones" y de una "gran inteligencia". "Nos gusta retarnos mutuamente", reconoció el actor. "Los dos trabajamos duramente -según Pitt- y eso de llegar a casa y cenar con tus hijos, tener que disciplinarlos y seguir teniendo energía... no puedo explicar lo gratificante que es. Lo es todo para mí". En un momento de la entrevista, King citó una frase del escritor estadounidense Bob Considine, quien aseguró que tenía cuatro hijos, dos de ellos adoptados, y que no recordaba cuáles eran. "Eso es verdad", contestó el actor, quien añadió que "son de mi sangre tanto como yo lo soy de la suya. Son hermanos y hermanas. Se lo pasan bien y riñen entre ellos como cualquier otra familia. Eso me hace sentirme orgulloso", concluye Pitt.