Casa Real danesa obliga a cambiar gama de té con nombre de la princesa Mary

La Casa Real danesa ha obligado a una firma a cambiar el nombre de uno de sus productos, que había sido bautizado como "té de la princesa Mary", por la esposa del príncipe heredero Federico, informó hoy el diario "BT". Un representante de la Casa Real contactó hace unas semanas con la firma Te Specialisten, responsable del producto, para amonestarla verbalmente y exigirle una rectificación, a lo que la empresa reaccionó de inmediato. "Simplemente, no sabíamos que no se podía usar el nombre de la princesa de ese modo, pero la Casa Real fue muy amable al llamarnos la atención, y naturalmente rectificamos enseguida", declaró a "BT" H.C. Jepsen, director de la firma. A partir de ahora, la variedad elaborada con una mezcla de té, raíces de regaliz y flores de girasol pasará a llamarse "té de Mary", aunque la mercancía que llegó a las tiendas con el nombre original tiene permiso para mantener la antigua denominación. La firma productora de té debería proceder del mismo modo con respecto al "té de la princesa Isabella", hija menor de los príncipes herederos, que de ahora en adelante no podrá aludir al título real para anunciarse.