"Drácula" brasileño se entrega a autoridades tras acusación de liderar secta

Un hombre de 27 años se entregó hoy a las autoridades de la ciudad brasileña de Presidente Prudente, a 565 kilómetros de Sao Paulo, después de ser acusado de liderar una secta de "vampiros", informó hoy la prensa digital. El portal G1 señaló este miércoles que el hombre prometía "inmortalidad y riquezas" a los adolescentes entre 13 y 15 años seguidores de la secta, dedicada a intercambiarse mordidas en el cuello. Para entrar a la secta, el hombre, cuya identidad no fue divulgada, los obligaba a recibir mordidas en el cuello, según relataron algunos jóvenes que denunciaron el caso a las autoridades. La Policía Civil en Presidente Prudente indicó que por lo menos 16 jóvenes fueron víctimas del líder de la secta, quien también les pedía que se cortaran partes del cuerpo y bebieran la sangre. El hombre, según relataron algunos jóvenes, prometía llevarlos el próximo domingo a vivir en un castillo donde "serían felices por la eternidad". El "Drácula" brasileño, de acuerdo con el informe policial, acostumbraba reclutar a sus seguidores en centros comerciales, donde aprovechaba su buena apariencia y comportamiento culto para llamar la atención de adolescentes de ambos sexos.