El actor estadounidense George Clooney ha recibido la condecoración que le convierte en Caballero de las Artes y las Letras de Francia, que reconoce así su talento y su trayectoria. Clooney asiste en Deauville (noroeste de Fancia) al Festival de Cine Americano de esa ciudad, a la que también se ha desplazado hoy la ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, para imponerle la insignia. Albanel dijo que Clooney es "la quintaesencia del actor estadounidense" y no pudo evitar aludir al "encanto irresistible" del galán. A la hora de agradecer la distinción, Clooney subrayó la labor de Francia en favor de una solución a la crisis humanitaria en Darfur (Sudán), en la que él también se ha implicado y se congratuló de que en el Gobierno de París haya personas como el conservador Nicolas Sarkozy y el socialista Bernard Kouchner, que es el ministro de Exteriores. "Eso es como ver en Estados Unidos a George W. Bush y a Jimmy Carter trabajar juntos. Es imposible", afirmó el actor y ocasional realizador, que en varias ocasiones ha participado en acciones solidarias.