Gisele Bundchen ha abandonado Río de Janeiro tras desfilar en la pasarela de la Semana de la Moda de Río de Janeiro. La modelo brasileña ha ganado unos 565.291 dólares por su participación en la colección de la marca Colcci y ha concentrado toda la atención durante toda su estancia en la ciudad carioca.

La modelo brasileña Gisele Bundchen ha abandonado Río de Janeiro tras pasar tres días en la ciudad carioca y desfilar en la pasarela de la Semana de la Moda de Río de Janeiro, en la que fue ovacionada por el público y se erigió como estrella indiscutible del evento.

Bundchen, quien ha ganado un millón de reales (unos 565.291 dólares) por su participación en la colección de la marca Colcci, ha concentrado toda la atención, no sólo en el día de su desfile, si no también durante toda su estadía en Río de Janeiro. En el primer día del también llamado "Fashion Río", mientras el evento comenzaba en la Marina da Gloria, la "top model" mejor pagada del mundo era asediada por la prensa cuando realizaba una sesión fotográfica en otro lugar de la ciudad.

La Semana de la Moda de Río de Janeiro, que se celebra durante seis días en la capital fluminense, presenta las colecciones para la temporada Otoño-Invierno 2008 de las principales firmas brasileiras. Bundchen dejó la "Ciudad Maravillosa" para volver a su casa en la Nueva York, tras haber lucido el martes los nuevos modelos de Colcci para el próximo invierno en un desfile lleno de efectos mecánicos con una pasarela giratoria. De camino al aeropuerto, Bundchen ha visitado a su amiga y también modelo Fernanda Tavares para conocer a su hijo recién nacido, fruto de su matrimonio con el actor Murilo Rosa.