Hija Bush cuenta que prometido le propuso matrimonio al amanecer en el Maine

Jenna Bush, una de las hijas gemelas del presidente estadounidense, George W. Bush, reveló que su prometido, Henry Hager, le propuso matrimonio al amanecer tras una excursión por la montaña Cadillac situada en el Parque Nacional de Acadia en el Maine. En declaraciones al espacio "20/20" de la cadena estadounidense de televisión "ABC", que se emitirán este viernes y de las que hoy se difundió un extracto, Jenna Bush admite que en un principio cuando se le propuso la excursión, que comenzaba a las cuatro de la madrugada, no quiso ir. "Yo no quería hacer una excursión a esa hora. Hacía un frío tremendo. Nos levantamos y caminamos en la oscuridad durante una hora y media. Luego en la cima, al amanecer, me preguntó (si me quería casar)", dijo Jenna Bush. Jenna Bush mantiene una relación desde hace varios años con Hager, un joven de sólidas credenciales republicanas que estudia en la Universidad de Negocios de Virginia. Hager es hijo del presidente de los republicanos de Virginia, trabajó como ayudante en la Casa Blanca y arrimó el hombro en la campaña por la reelección de su futuro suegro. Por su parte, Bush, de 25 años, describe a su novio como un hombre "listo", "trabajador", "abierto", "divertido" y un "gran apoyo". "Le gusta mucho salir de casa. Si pudiera estar todo el día fuera lo haría. Desde niño le gusta mucho la ecología. Ahora busca un trabajo donde pueda defender el medio ambiente y trabajar en el exterior", agrega Jenna Bush. La entrevista concedida por Bush a la periodista Diane Sawyer se enmarca en la promoción de su libro "Ana´s story", basado en la vida de una madre latinoamericana de 17 años infectada por el virus del sida. Jenna Bush conoció a la protagonista de su libro a través de su trabajo para UNICEF mediante el cual dio clases en cuatro países latinoamericanos y del Caribe. En otro momento de la entrevista, Jenna Bush esquiva la pregunta sobre si apoya a su padre en la guerra de Irak, y si entiende a algunos críticos de la contienda que indican que tanto ella como su hermana, Barbara, deberían servir en Irak. "Evidentemente entiendo la pregunta y veo cuál es su sentido. Creo que hay muchas maneras de servir a mi país. Creo que lo más apropiado para mí es dar clases, trabajar con UNICEF y representar a EEUU en Latinoamérica", respondió. Por último, al ser preguntada a qué hijo de presidente estadounidense le gustaría parecerse, contestó que a Chelsea, hija de Bill y Hillary Clinton. "Creo que Chelsea Clinton es muy amable, lista y se expresa muy bien. Siempre ha sido muy amable con nosotras. Ella es muy guapa y muy desenvuelta", concluyó Jenna Bush.