Intentan reimplantar un brazo tras recuperarlo del estómago de un cocodrilo

Un ciudadano de Carolina del Sur que sufrió la amputación del brazo izquierdo en el ataque de un cocodrilo, se pudo someter la reimplantación de su extremidad tras se recuperada del estómago del reptil por agentes medioambientales. Según medios locales, Bill Hedden, de 59 años y ex-comandante de la Marina estadounidense, se encontraba el domingo pasado buceando bajo las aguas del lago Moultrie cuando recibió el ataque del animal, que pesaba casi 250 kilos y medía más de tres metros y medio, según relata The Sun News. A pesar del suceso, Hedden logró escapar de las fauces del saurio y fue atendido por cinco enfermeras que se encontraban en la zona haciendo "picnic". Estas mujeres colocaron hielo sobre el hombro del malherido y lo mantuvieron despierto hasta la llegada de los servicios de emergencia. "De repente vimos a una persona que sangraba profusamente, tanto que pensábamos que estaba de broma", afirmó a la cadena de televisión CNN Jerome Bien, un testigo del suceso. Hedden fue trasladado posteriormente hasta la Clínica Universitaria de Carolina del Sur, donde los médicos le intentaron reimplantar el brazo, sin éxito hasta el momento. Agentes medioambientales de ese estado localizaron al cocodrilo en cuestión, lo mataron, recuperaron la extremidad cercenada del interior del reptil y la resguardaron en hielo hasta la operación quirúrgica. El hospital donde está ingresado Hedden hizo público anoche un comunicado de sus familiares en el que agradecían a los médicos y a las enfermeras sus esfuerzos por atender al herido. "El cuidado que está recibiendo (Hedden) se centra en detener la hemorragia y salvar su vida. Ahora, los médicos están estableciendo los pasos futuros que se deben dar", rezaba la nota.