Nicole Kidman revela tuvo principio cáncer de piel por exposición al sol

La actriz Nicole Kidman ha ofrecido una entrevista a la revista "Marie Claire" en la que hace una repaso a su divorcio en 2001 de Tom Cruise, revela que sus hijos están siendo educados bajo las premisas de la Iglesia de la Cienciología y que tuvo un principio de cáncer de piel. Además señala que está intentado tener un hijo con su actual marido, el cantante de música country Keith Urban; que se acaba de operar de miopía y cuenta lo que siente al haber cumplido 40 años. En declaraciones al número de diciembre de la edición estadounidense de la revista, adelantadas hoy en la página web de la publicación, Kidman ofrece una extensa entrevista en los que hace balance de sus últimos años. Tras declarar que no ha usado nunca el botox, revela que debido a su piel clara no puede exponerse en exceso al sol algo que "cuando era niña era una pesadilla, pero que ahora tiene sus beneficios. Pese a todo tuve un principio de cáncer de piel en una de mis piernas, porque las expuse al sol". Por otro lado, revela que se acaba de operar de miopía, algo que le daba "terror" pero, darle la mano a su marido durante la operación, le sirvió para aguantar la cirugía. Indica que ahora ve "todo con claridad" y su, hasta ahora, visión borrosa de las cosas le permitía no ver a los fotógrafos. Respecto a la educación de sus hijos adoptados, Isabella y Connor, de 14 y 12 años, respectivamente, sólo apunta que están siendo educados bajo el paraguas de la Iglesia de la Cienciología, a la que pertenece su ex marido el actor Tom Cruise. Pero se niega a hablar más del asunto. Sobre el divorcio de Cruise señala que se deshizo de todos los bienes que adquirieron en común, entre ellos, una colección de arte, "que se encuentra en un guarda-muebles". En relación a sus hijos también revela que ambos se adaptan a su modo de vida y que es plenamente responsable de ellos "porque si no, no los hubiera adoptado". Subraya que aunque se puede argumentar que no debiera haberse divorciado "uno a veces no puede evitarlo. A la gente se le puede acabar el amor". Además, sobre que ambos niños viven la mayor parte del tiempo en Los Angeles con su padre y la mujer de éste, Katie Holmes, indica que cuando los hijos son jóvenes es algo que no se puede controlar. "Los Angeles ejerce una gran atracción y estoy mirando a ver si compro una casa allí para pasar más tiempo" en esa ciudad, según Kidman, que también señala que a comienzos de año tiene intención de preparar y descansar en una granja "no demasiado grande" que Urban y ella han adquirido en el estado de Tennessee. La pareja celebró el pasado 20 de junio su primer aniversario de boda e indica sobre su marido que es lo "más importante" de su vida. "El dice que yo también lo soy para él. En esas estamos. No nos separamos más de doce días. El tiempo que estuvo en rehabilitación (90 días) fue lo máximo que nos separamos", informa Kidman. Por último, y en relación al hecho de que acaba de cumplir 40 años, Kidman explica que se encuentra feliz y "aliviada de haber podido llegar hasta aquí".