Tres años de internamiento para asaltantes mansión ex miembro Modern Talking

Los dos adolescentes que asaltaron hace once meses la mansión del productor de música alemán Dieter Bohlen, ex miembro del grupo "Modern Talking", fueron condenados hoy a tres años de internamiento en un centro de menores. Los jóvenes, de 18 y 19 años, entraron en la vivienda del músico armados y con el rostro cubierto, y, con violencia y amenazas de muerte, maniataron a todos los presentes en la casa -Bohlen, su novia y dos empleados- y se hicieron con un botín de unos 30.000 euros. El juez que llevó el caso, Gerald Sacher, sostuvo al dictar hoy sentencia que se trató de un "acto criminal especialmente grave" pues los atacantes, que reconocieron su culpa durante el proceso, provocaron a sus víctimas un sentimiento de pánico. Desde ese asalto Bohlen "no se siente cómodo ni seguro en su casa", agregó el magistrado, que no pudo aclarar cuánto dinero robaron los atracadores en la mansión. "Fueron al menos 30.000 euros", sostuvo el juez al término del proceso, durante el que Bohlen habló de pérdidas de 60.000 euros, el doble de lo que los acusados reconocieron haber sustraído. Según declaraciones de algunos de los testigos que intervinieron en el proceso, los asaltantes se dieron a la buena vida con el dinero robado, gastándolo en ropa, restaurantes y teléfonos móviles. Uno de ellos acudió incluso a escuchar la sentencia con una cazadora de cuero comprada con el botín acopiado en la mansión de Bohlen.