(crónica) Shuar, pueblo del "ser humano" que se resiste a perder su cultura ancestral

Entre montañas en la zona oriental de los Andes ecuatorianos, los indígenas shuar están decididos a que, aquello que unos llaman desarrollo, no siga torciendo su cultura ancestral. Tras una hora de transitar por una carretera en malas condiciones, un largo y peatonal puente colgante a manera de cordón umbilical con otras poblaciones, permite descubrir a la pequeña comunidad de Kiim, que saluda al visitante con una imagen urbana. Aquello de ver a indígenas con ancestrales atuendos, ataviados con collares, plumas o portando lanzas, al parecer ha perdido la batalla con lo que suele llamarse desarrollo y en su reemplazo, la empinada cuesta hasta llegar a la comunidad, abre un escenario de niños, mujeres, hombres y viviendas al más puro estilo mestizo. Basado en una economía de subsistencia, el centro shuar el Kiim está situado en el cantón Yacuambi, en el margen izquierdo del río homónimo, a 45 kilómetros de Zamora, en el sureste de Ecuador. Tan sólo una pequeña choza a un lado de una cancha de baloncesto recuerda a los visitantes el ancestral estilo de las viviendas, donde no había luz ni agua potable, y donde el piso de tierra y el enconado techo de paja albergaban a familias enteras. Las viviendas -ahora de cemento y con luz eléctrica- se distribuyen en un rectángulo, se ven de frente y dejan un descampado en el centro para las reuniones de la comunidad, en donde no hay alcantarillado. El Kiim se extiende en dos kilómetros cuadrados y tiene unas 90 hectáreas de terreno cultivables, del que los shuar, no sólo se abastecen de alimentos sino de medicinas para curar males del cuerpo y de productos para acercarse a Arútam, el gran dios indígena del valor, en el que creen tanto como en el de los mestizos. A ellos se suman otras deidades como Tsunki (diosa del agua), Nunkui (diosa de la tierra), Shakaim (que da la fuerza al hombre para la cacería), que viven en la tradición indígena del pueblo en el que también se levanta una iglesia católica, en la que una monja imparte catecismo y un sacerdote la comunión. Frente a esa iglesia, César Tiwi, de 23 años, aseguró a Efe que Arutam es un dios "al que no se puede ver, pero es dueño de la naturaleza", mientras niños sonrientes asistían a los últimos minutos del catecismo y adultos apurados preparaban una demostración de su cultura con danzas y comidas especiales. La oscuridad de la noche no sólo fue, entonces, el fin del día sino el renacer de las tradiciones: shuaras con rostros pintados para la fiesta, con lanzas, plumas, collares de semillas de árboles, así como con autóctonos vestidos, rodeaban la mesa generosa en comida "sana, sin químicos", explicó el profesor Humberto Tiwi. Yuca, pava de monte, camote cocinado, así como ayampaco -una comida hecha a base de gallina criolla y palmitos-, y pescado envueltos en hojas de plátano, se compartieron en el encuentro en el que los shuar recordaron a los visitantes sus costumbres. El idioma, aquel elemento, tan integrador como desintegrador, marcó su dualidad con fuerza una vez que los anfitriones iniciaron la explicación culinaria en shuar, incomprensible para los visitantes y borroso para el propio pueblo. Y es que los ancianos prefieren el shuar para comunicarse, pero no solo sus nietos, sino también sus hijos, responden en español, el idioma de la escuela del lugar, que quieren que sea bilingüe. "Ya casi no hablamos el shuar, estamos muy tristes porque está desapareciendo, por eso queremos recuperarlo y enseñar no sólo a nuestros hijos, sino a los turistas", dijo a Efe Angélica Asomat al comentar sobre un naciente programa turístico que desarrollan en busca de mejorar su economía, pues son contrarios a la minería. Felipe Serrano, de la Fundación Naturaleza y Cultura Internacional, dijo a Efe que para fortalecer la cultura se pretende que estudiantes universitarios vivan temporalmente en el sector para que aprendan shuar, que significa "ser humano" y se conviertan en "amikur" (amigo) no sólo de los indígenas sino de la naturaleza.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

12 nuevas cremas hidratantes para tu rostro by @ana_anaparrilla #Belleza #Tratamientos https://t.co/1lQvDWRRzo https://t.co/GAwNmHcX8r Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"No tengas miedo a cometer errores. De ellos salen las mejores lecciones". Buenos días y #felizmartes https://t.co/04XsPQH4yx Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Nuestra @marsaura lo vuelve a conseguir... Pedazo de look! Queremos ese vestido! 😍https://t.co/gi4xrIdgYH #moda https://t.co/iOJDfhfaCQ Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Nos vamos de compras! Esta son las novedades de la semana https://t.co/12mY0MW2BP https://t.co/8h69lKgdGe Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Polvos de #maquillaje: compactos, sueltos o traslúcidos ¿cuál elegir? @pilarlucas1 te ayuda #Belleza… https://t.co/oRdcnh0Ecc Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Consigue un lote con los mejores productos de #belleza del año. ¿Cómo? Vota en nuestros #PremiosBelleza… https://t.co/pmlL4CbEEL Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Entrenamiento anti excusas! Nos lo trae, como no, nuestra @patrymontero https://t.co/Sngt5NGwnj #fitness https://t.co/EtAn0kyFTa Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Ven! @mujerhoy y @finanzascom te invitan a #WomenInsights, encuentro de mujeres influyentes. Pide tu invitación:… https://t.co/GwMnJBhpfY Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Cosmética rosa para apoyar el #DíaMundialContraElCancerDeMama #Cáncer #Belleza https://t.co/UigwuPtPrs https://t.co/aaLfVOtjjh Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram