El tifón "Sepat" hace vivir una película a Tarantino en Manila

El director estadounidense Quentin Tarantino fue hoy el protagonista de la película que vivió en Manila como consecuencia del aguacero diluviano y el viento huracanado que originó el tifón "Sepat". Mientras que los colegios permanecían cerrados y sólo los más valientes o despreocupados osaban a salir a las calles de la capital filipina, Tarantino tenía hoy un acto oficial en el Palacio de Malacañang con la asistencia de la presidenta del país, Gloria Macapagal Arroyo. Acompañado por el director de la novena edición del Festival de Cine Internacional "Cinemanila", Amable "Tikoy" Aguiluz, Tarantino, vestido con el "barong" tradicional filipino, viajaba en un vehículo con aire acondicionado a la cita. Según la emisora de radio DZBB, las inundaciones provocadas por "Sepat" transformaron el tráfico en la capital en un caos insuperable para el vehículo preparado para carreteras adecuadas y recepciones oficiales que transportaba al director de "Pulp Fiction" (1994). Viendo que llegaba tarde, Tarantino y Aguiluz abandonaron el coche y se montaron en la "carroza" de los pobres filipinos: el "pedicab", una bicicleta con sidecar a la que no le entra agua en el cárter y que puede trepar a las aceras si llega el caso. Unas veces velocípedo y otras canoa, los dejó en el Palacio de Malacñang tarde y empapados, pero con la suerte de que la mandataria todavía no había comparecido. Así, Tarantino se presentó con el "barong" de vestir, unos pantalones de chándal, con los que sustituyó a los negros calados con los que había salido, y unos zapatos oscuros, según la citada emisora de radio. El director de "Grind House: Death Proof" (2007), declarado un fan del cine asiático, llegó la semana pasada a Filipinas para recibir un premio en Cinemanila.