Las vacaciones multiculturales de Angelina Jolie y Brad Pitt

  • Angelina Jolie y Brad Pitt siempre han declarado que desean respetar la cultura de origen de sus hijos adoptivos. Por eso la pareja no deja de celebrar durante todo el año las distintas fiestas y celebraciones tradicionales de Camboya, Vietnam o Etiopía, de donde son originarios Maddox (de cinco años), Pax (de cuatro) y Zahara (de tres), respectivamente.

Angelina Jolie y Brad Pitt siempre han declarado que desean respetar la cultura de origen de sus hijos adoptivos. Por eso la pareja no deja de celebrar durante todo el año las distintas fiestas y celebraciones tradicionales de Camboya, Vietnam o Etiopía, de donde son originarios Maddox (de cinco años), Pax (de cuatro) y Zahara (de tres), respectivamente.

Así, durante el año no sólo celebran la tradicional cena de Acción de Gracias, la Navidad o Halloween, sino que también festejan "la Noche de la Luna y la Kawnzaa", explica Angelina en el programa de televisión ’Good Morning América’, en donde también matiza que la primera de ellas era en honor de sus hijos con antepasados asiáticos, mientras que la segunda es un homenaje a la herencia ’afro-americana’ de su hija. "Intentamos celebrar tantas como nos sea posible y así homenajeamos a todas la culturas", apunta.

Pero pese a que en la casa de los Pitt hay tantos festejos, Angelina ha confesado que la cocina no es su fuerte. Según una información de ’contacmusic’, bromea con el hecho de que su familia no espera que ella cocine en el tradicional pavo norteamericano en la ya cercana cena de Acción de Gracias. "No soy una buena cocinera, pero lo intentaré y a ver qué pasa. En mi casa todo el mundo colabora en la cocina, pero creo que nadie de la familia quiere que yo cocine la cena de Acción de Gracias", subraya divertida la actriz.

La actriz, que ha sido recientemente elegida como la mujer más sexy de todos los tiempos, es una verdadera profesional y es capaz de ejercer de madre a pesar de los numerosos proyectos cinematográficos con los que cuenta. De hecho, actualmente se encuentra inmersa en la promoción de su último trabajo, ’Beowulf’ en la que interpreta a una madre de familia un tanto peculiar ya que se convierte en un lagarto malvado. "Lo que me gustó de este personaje es que es una madre que haría y destruiría cualquier cosa si alguien hiciera daño a su hijo", señala.

Tampoco a su pareja, Brad Pitt le van mal las cosas. Tras ganar este año en el festival de Venecia la copa Volpi al mejor actor por ’El asesinato de Jesse James’, el intérprete continúa también inmerso en el rodaje de un nuevo filme, además la pareja va a empezar su carrera como productores.