Veinticinco años sin Ingrid Bergman

Ingrid Bergman, icono del cine y modelo de estilo y elegancia dentro y fuera de las pantallas, murió en Londres el 29 de agosto de 1982, hace 25 años, tras una carrera que dejó títulos inolvidables como "Casablanca", "Luz que agoniza" o "Indiscreta".

La actriz nació el 29 de agosto de 1915 en Estocolmo (Suecia) en el seno de una familia de la clase media. Muy joven se inició en compañías de aficionados y representó diversas obras, hasta matricularse en la Real Escuela de Arte Dramático de su ciudad natal, tras ser elegida entre cientos de candidatas, pero abandona los estudios en 1935.

Ese año participa en su primera película, "Munkbrogreven", del realizador sueco Gustaf Molander, con el que el año siguiente protagonizó "Intermezzo", la película que le dio a conocer internacionalmente. Tras interpretar varias películas en Suecia, en 1939 firmó un contrato con el productor estadounidense David O“Selznick para trabajar en Hollywood. Su carrera artística se extendió durante cincuenta años durante los cuales ganó tres premios Oscar, dos Emmy y un premio Tony.

La primera película rodada en Hollywood fue una nueva versión de "Intermezzo" en 1939 con Leslie Howard. A partir de ahí la carrera de Ingrid Bergman fue en ascenso. Participó en mas de cuarenta películas, entre ellas "Casablanca" (1942), "¿Por quién doblan las campanas?" (1943) y "Encadenados" (1946), de Alfred Hichtcock, con quien trabajó también en "Atormentada" (1949) y "Recuerda" (1945). En 1949 marchó a Italia, donde protagonizó "Stromboli", del director Roberto Rosellini, con quien inició un romance que fue duramente criticado por la opinión pública de Estados Unidos e influyó negativamente en su imagen pública, ya que ambos estaban todavía casados.

Tras divorciarse de su primer marido contrajo matrimonio con Rossellini en México en 1950, con quien tuvo tres hijos. A las órdenes de Rossellini protagonizó otras cinco películas: "Europa 1951" (1952), "Viaggio in Italia" (1953), "Siamo donne" (1953), "Giovanna d”Arco al Rogo" (1954) y "La Paura" (1955). Hasta 1956 no trabajó con ningún otro director que su marido. Ese año protagonizó la película "Elena y los hombres", del francés Jean Renoir, antes de regresar a Hollywood.

Bajo la dirección de Anatoly Litvak protagonizó "Anastasia" (1956), con la que obtuvo su segundo "Oscar" a la mejor actriz principal tras el conseguido por "Luz que agoniza", de George Cukor, en 1944. El tercero le fue concedido por "Asesinato en el Orient Express", de Sidney Lumet, en 1975. Los década de los cincuenta acaba con películas como "Indiscreta", de Stanley Donan (1958), o "El albergue de la sexta felicidad" (1959), de Mark Robson. A partir de los años sesenta se alejó de la gran pantalla y comenzó una nueva carrera en el teatro y la televisión.

Su último trabajo en el cine fue en "Sonata de Otoño" (1978), dirigida por Ingmar Bergman, por la que fue candidata por última vez a los premios Oscar. Ingrid Bergman trabajó frecuentemente en el teatro entre 1940 y 1967. De sus trabajos destaca "Joan of Lorraine" (1946), por el que ganó un premio Tony, "Tea and Sympathy" (1956) y "A month in the country". De su trabajo en televisión destaca su último trabajo, "Una mujer llamada Golda" (1982), por el que fue galardonada con los premios Emma y el Globo de Oro.

De su primer matrimonio con Peter Lindstron (1937-1950) tuvo una hija, Pia. De su matrimonio con Rossellini (1951-1956) tuvo tres hijos, Roberto y las gemelas Issota e Isabella, que continúa los pasos de su madre. En 1958 contrajo un tercer matrimonio con el productor teatral Lars Schmidt, de nacionalidad sueca. El 29 de agosto de 1982, Ingrid Bergman, falleció víctima del cáncer en Londres.