Es la tranquilidad personificada: suave, pausado, profundo... y franco hablando de la vida en pareja. “Pudor”, su primera película como director, es un gran ejemplo de la tragedia que supone la incomunicación familiar. Sólo tenemos una página para conocerle y lo cierto es que apetecería tener por delante una larga orilla de playa para dejarle contar con calma, mucha calma.

Basándose en el libro de Santiago Roncagliolo, Tristán y su hermano David dirigen “Pudor”, una dura y bonita historia que protagonizan Nancho Novo y Elvira Mínguez, con la participación de Nuria González, Hector Colomé y Joaquín Climent. Además, en octubre, el actor estrenará “Mataharis”, de Iciar Bollaín. 

MUJER HOY.  Te has estrenado como director con una película muy dura…

TRISTÁN ULLOA. Creo que una ópera prima hay que hacerla con algo que conoces. La novela me remitió a episodios reconocibles. ¿Quién no ha sentido miedo a confesar algo, a hablar en alto de sus sentimientos?

MH. El eterno mundo oculto de los sentimientos...

T.U. Me refiero a ese punto de desconexión que tienes a veces con la gente con la que vives bajo el mismo techo. Piensa que, salvo a tu pareja, al resto de tu familia no la eliges.

MH. Incluso existe incomunicación entre los que duermen a diario en la misma cama.

T.U. Por algo hay puertas en las casas: cada persona quiere su espacio, su cuarto, su intimidad, su mundo. Y eso es infranqueable.

MH. Gestionar la rutina familiar suele tapar otro tipo de comunicación y se hace costumbre el silencio, el no hablar…

T.U. Es parte del proceso que vive una familia y es difícil que, en algún momento, eso no ocurra. Familia y parejas de “supermanes” no existen. Y eso de estar al 100% es imposible; el tedio y el aburrimiento llegan, aunque no lo verbalicemos.

MH. Eso significa que el amor ha muerto.

T.U. No, para nada, solamente se ha entrado en otra fase y hay que saberlo ver. En el pudor hay algo muy honesto, que es reconocer una carencia, un defecto o que no estás dispuesto a mostrar una parte de ti. Y ahí juegan un papel clave los terapeutas.

MH. ¿Por qué les cuesta hablar tanto a los matrimonios?

T.U. Cuestan las verdades y ponerle nombre a las cosas, los fantasmas del pasado, como no mencionar a los ex. Son mochilas llenas de rollos que nos cargamos nosotros mismos. Hay que saber vivir con más naturalidad llevando todo ese equipaje.

MH. ¿Tienes ese problema?

T.U. Yo me cierro mucho, quizá también por mi faceta pública. Los hombres entendemos que sólo se ama de una sola forma y hay que tener en cuenta que cada persona sabe manifestarlo de una manera diferente y no por eso se quiere menos.

MH. Se trata de que el mensaje llegue al destinatario.

T.U. Lo sé. Y tengo la sensación de que las nuevas generaciones tendrán menos problemas en esto. De todas formas, creo que las mujeres necesitáis una confirmación continua de que se os quiere. Te suena eso de: “Pero, ¿me quieres? ¿Pero cuánto?”. Y yo pienso siempre: “¡Si cuando deje de quererte te vas a enterar, lo vas a notar!… ¡Deja de preguntar!”.

MH. ¿Se te nota mucho el desinterés?

T.U. Ya lo creo. He dejado y me han dejado. El no dejar, queriendo hacerlo, supone desear quitarse el rollo de la culpabilidad: “No quiero ser el malo”, piensas. Se pasa muy mal cuando rompes, porque has querido a una persona y ya no la quieres de la misma manera.

MH. Quizá esa persona no ha cambiado y tú sí; por eso se siente uno mal.

T.U. Y no existe un culpable. La persona que te reproche por qué le dejas también tiene que preguntarse por qué te vas. No me identifico con el malo cuando termino una relación de pareja.

MH. Cuando se produce una separación, debe ser terrible si encima te quedas en la casa.

T.U. Sí, me ha sucedido; me quedé sin un solo mueble y ver todo el escenario vacío es terrible.

MH. Creo que discutir en la habitación da un mal rollo al cuarto, a la cama…

T.U. Sí, todas las esquinas están repletas de esa mala energía. Ahora entiendo el feng shui, donde todo fluye. Las esquinas de algunas habitaciones deben estar podridas y ¡hasta tener psicofonías!

MH. Pero qué raritos somos…

T.U. Es verdad, cuando estoy feliz en pareja añoro mi época de soltero, de no rendir cuentas. Ahora estoy casado y tengo una responsabilidad compartida, hay algo tácito, no estás viviendo con un compañero de piso.

MH. De vez en cuando es bueno separarse unos días.

T.U. Se aprende mucho. Mi mujer suele irse una temporada a ver a su familia y al principio siento una plenitud... y luego la echo muchísimo de menos. Eso da sentido a por qué estamos juntos.

MH. ¡Vaya con Tristán! ¡Cuánto sabe! ¿Tu madre qué dijo cuando quisiste ser actor?

T.U. [Risas] El mayor ejercicio que le puedes dar a un hijo es decirle: “Hazte cargo de tu vida”. Luego la vida te va colocando. “Tú verás si siendo actor puedes vivir”… Eso me ha hecho perseverante. Prefiero pasar penurias trabajando en algo que me gusta, que al revés. Yo, en la facultad de Empresariales, me sentía un bicho raro.

MH. Pues fíjate, te imagino perfectamente como estudiante en la universidad…

T.U. Salí muy decepcionado; aquello era un sálvese quien pueda, donde lo único que importaba era el examen y los apuntes. Me sentía aburrido en las clases y, en general, muy desilusionado con el sistema. Sabes esa frase de “pero, ¿esto entra?”. Sólo parecía importar eso.

MH. Es difícil estar casado en tu profesión, pero a ti se te ve muy tranquilo en ese sentido…

T.U. Todos tenemos una doble cara. Me tenías que haber visto el sábado por la noche [bromea]. Tenemos ese San Benito los actores… En este mundo hay mucha inestabilidad, así que las relaciones de años se valoran mucho.

LAS MUJERES DE SU VIDA

• Mi madre. “Es curioso, le ha entrado tarde el gusanillo de la interpretación y ahora está haciendo teatro. Normalmente, los padres van a ver actuar a los hijos, pero, en mi caso, soy yo quien acude a ver a su madre. Me parece bonito. En mi casa, las mujeres son fuertes y muy leales a sus principios”.

• Mi mujer. “Ella está en esto y entendemos todo lo que sucede. Es hasta aburrido, a veces tenemos que hablar de otros temas que no sean el cine, la tele o el teatro. Pero cuando he estado con una chica que no era actriz ha sido complicado explicarle ciertas cosas”.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Cambio de hora! Así te afectará tener una hora menos este fin de semana https://t.co/Mtupc78x9Q https://t.co/Ak2oEz2rT6 Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¡Nos encantan las #recetas tradicionales! Ficha este bacalao al pil pil https://t.co/REceMCXNTf https://t.co/W78t9mndcq Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¿Por qué los zapatos feos son tendencia esta primavera? ¡No lo entendemos! https://t.co/CVfZooA5Vn https://t.co/GOrPCSHu4w Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Últimos días! Con la suscripción trimestral de @Guapabox te regalan esta cajita de cosmética coreana… https://t.co/cSaoDRZ3ax Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡Maravillosa! @VaLuZenere viste de #primavera la portada de @Mujerhoy https://t.co/d0xp7dGN3A https://t.co/EnmqQZbmRL Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Ideas para una tarde de lluvia y nieve: bizcocho de calabacín y nueces #recetas https://t.co/ZNKhoxQjci https://t.co/tx5Ii7IC74 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

La última famosa en cortarse el pelo ha sido... @JLo ¿Aún no has visto su nuevo look? https://t.co/YdKk0prXex https://t.co/jDqarOpyMV Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Las manicuras naturales, frente a las más sofisticadas con nail art ¡Estas son las #tendencias en manicura!… https://t.co/XdZ89jQhPW Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Instagram