La misoginia no es exclusiva de los hombres. El odio hacia todo lo que representan las mujeres responde a su consideración como poco valiosas.

Denominamos misoginia al odio a las mujeres. ¿Qué hay en lo femenino que resulta tan insoportable para algunas personas? ¿Se trata de un afecto exclusivo de los hombres o también se da entre las mujeres? Uno de los postulados de la teoría psicoanalítica es el de la bisexualidad originaria.

Según Sigmund Freud, todo individuo tendría disposiciones sexuales masculinas y femeninas, lo que se experimenta en el conflicto del sujeto para asumir su sexo y hacia quién lo dirige. La identidad sexual sería, por tanto, una construcción que se realiza en los primeros años de la vida.

Los hijos, independientemente de su sexo, se identifican tanto con la madre como con el padre; quieren y desean a los dos. El hombre tiene aspectos femeninos que suelen ser reprimidos y guardados en su inconsciente, desde donde actúan durante toda su vida. Cuando estos aspectos resultan muy conflictivos para él, aparece un cuadro de misoginia.

El odio a las mujeres por parte de algunos hombres es la cara oculta del deseo inconfesable de ser mujer y de negar la dependencia originaria que se tuvo de la madre.

Aspectos femeninos

En el camino de las identificaciones sexuales masculinas, este tipo de hombre no pudo organizar su identidad. Quizá, porque el padre estuvo ausente o no le transmitió su amor. De esta forma, el individuo añora a un progenitor que nunca tuvo, por lo que no puede escapar de la identificación con la madre.

Odia su parte femenina porque la siente excesiva y proyecta este rechazo sobre las mujeres porque teme no ser un hombre. Para reconocerse como hombre debería haber resuelto en su personalidad los aspectos femeninos. Cuando el rechazo hacia lo femenino proviene de una mujer, se debe a que tiene conflictos con su identidad sexual, porque en el juego de identificaciones lo femenino quedó asociado a lo menos valioso.

Verónica no comprendía por qué volvía una y otra vez con aquel hombre que siempre la hacía sentirse mal. Él la ridiculizaba delante de todos y luego, echándole una mano por encima del hombro, con gesto paternal, decía: ¡Pobrecita mía!. Cuando decidió separarse, tuvo que escuchar de él toda clase de desprecios.

Comenzó entonces a sentir que el suelo temblaba bajo sus pies y acudió a una psicoterapia para entender qué le hacía estar con un hombre que la maltrataba psicológicamente. Allí reconstruyó su historia con él. Cuando lo conoció, era una mujer fría, demasiado razonable, por eso nadie se acercaba a ella con la idea de ser su pareja. En el tratamiento comprendió que había mantenido con los hombres una distancia enorme.

Aprender a valorarse

Verónica vivió con una madre triste tras ser abandonada por su padre, un hombre mujeriego que se fue de casa cuando ella estaba en la pubertad. Su madre le transmitió la idea de que, si hubiera sido chico, él nunca se hubiera ido. El padre rechazaba lo femenino y por ello le turbaba la pubertad de su hija. Abandonó entonces la casa en busca de aventuras amorosas.

La madre no se encontraba bien siendo mujer, por lo que se desvalorizaba. Con tales antecedentes, era difícil para Verónica encontrar a un hombre que la valorara como mujer. Por eso aguantaba las impertinencias de su marido, poseído por la misma misoginia que convirtió a su padre en mujeriego. Cuando hizo consciente los rasgos de identificación que tenía con su madre, pudo romperlos ahuyentando el miedo a defraudar a los hombres. Había aprendido a valorarse.

CLAVES

La misoginia se origina cuando se proyecta sobre el otro el odio a lo femenino. También cuando la mujer no puede vivir con placer su identidad sexual y el hombre rechaza sus aspectos femeninos y entonces la ataca. Ella también minusvalora su feminidad y no se defi ende porque no se quiere. 

La infravaloración de lo femenino proviene de una concepción de la sexualidad infantil, que permanece en el inconsciente de algunos adultos, según la cual la madre es un ser todopoderoso. Se la idealiza, mientras se degrada a las otras mujeres para tomar venganza del sometimiento inconsciente que aún se siente hacia la madre. 

Hay parejas unidas más por el odio que por el amor. Si consiguen entender las razones de su repulsa, podrá romper esa dinámica que les lleva a estar con alguien que los rechaza. 

Existen muchas expresiones que delatan la envidia que se ha tenido hacia la mujer. Así, Aristóteles decía: ¡La hembra es hembra en virtud de cierta falta de cualidades!

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Blanqueamiento dental y alargamiento de pestañas: belleza express http://t.co/8mz86oPkE1 by @CorinaRandazzo y @NahirRandazzo1 Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Acelgas, rúcula, tomates, patatas... ¡Pero todo ecológico! @NormaRuiz01 revela su secreto para comer sano http://t.co/1Bou5XvpgI Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

¡Curioso! 10 razones para comer 49 pistachos al día http://t.co/U7enGMXdYf Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Otoño blanco, con jersey de @sita_murt , jeans de @ZARA y sneakers de Superga http://t.co/l14Ssjf9Af by @COOHUCO Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

La revolución en limpieza facial. Consigue una Luna Mini de @FOREO_Spain con tu @Guapabox http://t.co/wFLPOnEJxV Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¡9 añitos! Primer cumpleaños de Leonor como Princesa de Asturias http://t.co/TvXAwieXJO Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Lea Michele hace oficial su noviazgo con Matthew Paetz http://t.co/62DQR5Ge2m vía @Hoy_Corazon Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Shatush class, la alternativa a las mechas californianas que nos ha conquistado http://t.co/2AepriviFa Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Sarah Hyland revela malos tratos por parte de uno de sus ex http://t.co/UHxENAS9A6 vía @Hoy_Corazon Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Pasión por la lana en el lookbook de @stradivarius http://t.co/YEnH1S1SwH ¡Nos gusta! Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Instagram