Hacia los cinco millones de parados

  • Cómo puede sentirse uno de los casi cinco millones de parados que hay en nuestro país cuando hoy casi todos los medios de comunicación hablan de dos personas que se han casado. Desde primera hora de la mañana, cuando hemos conocido los datos de la EPA, nos hemos llevado todos las manos a la cabeza al comprobar que nuestra economía no sólo no es capaz de crear empleo, sino que los destruye.

. Que la tasa de paro supera el 21% de la población activa. Que hay un millón trescientos mil hogares con todos sus miembros en el paro. Pronto se nos ha pasado el pasmo: en Londres había una boda de mucho glamour, y el paro no es glamouroso. El paro es un drama, que llega a ser sórdido cuando quien lo padece encadena un mes tras otro de búsqueda de empleo sin encontrar más que puertas cerradas. Así que todos, menos los casi cinco millones de parados, nos hemos dado al noble arte de analizar con pelos y señales el vestido de la novia, los tocados de las invitadas, los estilismos, y los detalles de una ceremonia en la que no nos jugamos nada. Pienso, imagino, a cualquiera de los casi cinco millones de desempleados diciendo en su fuero interno “ojalá alguien pensara en mi y en mis problemas tanto como piensan en esta gente”. No, no es el caso. La boda ha pasado como una enorme ola por encima de cualquier otro asunto destacado del día para la mayoría de los medios. Yo no quiero olvidarles. Tengo presentes a todos y cada uno de esos casi cinco millones de personas que lo están pasando tan mal. Que han perdido su trabajo y que están en trance de perder también la esperanza. Yo no sé cómo se arregla esto, algunas ideas tengo, pero sé que es algo que está en la mano del Gobierno, de los sindicatos y de los empresarios, que al fin y a la postre son quienes crean empleo. Escúchalo en http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=67128

Autora

+info
Autora

La directora del programa 'De costa a costa' en Punto Radio nos trae una visión de la actualidad con ánimo de no pasar ni una. No se puede ser políticamente correcta en los tiempos que corren. Síguela también en www.puntoradio.com