Hierbabuena

  • Esta especia sirve tanto para platos salados como para dulces, añade un aroma refrescante a tus alimentos y es estupendo como digestivo.

Descripción:
Hojas de una planta, la más fuerte de la familia de la menta. Olor y sabor penetrantes y mentolados, color verde intenso.

Cómo se usa:
Fresca (se compra por ramilletes) o seca y desmenuzada.

Cómo se conserva:
Lo ideal es hacerse con una maceta para poder cortar sus hojas en cualquier momento. Los ramilletes de hierbabuena se pueden conservar en la nevera y seca, en frascos herméticos, en un lugar seco y oscuro.

Con qué platos combina:
En salado: cordero, sopas y caldos (cocido), salsas de yogur, asados, ensaladas, estofados, legumbres y salsas.

En dulce: cócteles (mojitos cubanos) postres de fruta, heladería y gelatinas. En infusiones, como el té moruno, se añade fresca y entera.

Otros usos:
Cosmética, perfumería y farmacia. Se le atribuyen propiedades curativas, principalmente calmantes y digestivas.