Menta

  • La característica principal de la menta es su olor refrescante, además es muy común en productos cosméticos y farmaceúticos.

Descripción:
Hojas de una planta verde de olor y sabor refrescante e intenso, y color verde profundo.

Cómo se usa:
Tiene la propiedad de refrescar cualquier plato. Al igual que la hierbabuena, se consume fresca (ramilletes) o seca y desmenuzada.

Cómo se conserva:
Fresca, se guarda en la nevera, y seca, en un frasco hermético, fuera de la luz y la humedad.

Con qué platos combina:
En salado: cordero (salsa inglesa), sopas y caldos (cocido), salsas de yogur, asados, ensaladas, estofados, legumbres y salsas. En Turquía se elabora a base de menta piperita (una variedad muy común) una salsa deliciosa para acompañar a las verduras rebozadas: añadir dos cucharadas de hojas secas (desmenuzadas muy finas) a un yogur natural de tipo griego y sin azucarar; poner una pizca de sal y dejar reposar unas horas. Las verduras rebozadas (berenjenas, calabacines, alcachofas, aros de cebolla), se mojan en esta salsa mentolada.

En dulce: cócteles (mojitos cubanos) postres de fruta, heladería y gelatinas. En infusiones, como el té moruno, se añaden ramas frescas y enteras.

Otros usos:
Cosmética, perfumería y farmacia. Se le atribuyen propiedades curativas, principalmente calmantes y digestivas.