Dice el diccionario que adulto es aquel que ha llegado a su máximo crecimiento o desarrollo. La edad biológica hace que tanto nuestro cuerpo como nuestro cerebro maduren. ''Al finalizar la adolescencia, el lóbulo prefrontal que es la zona responsable del autocontrol, de la regulación emocional y de dirigir nuestra conducta está maduro para hacerlo'', explica la psicóloga Silvia Álava. Otra cosa es que lo haga...

Ser el dueño de la propia vida no es una cuestión de edad sino de una combinación de factores. Uno es el capitán de su vida cuando vive de manera autónoma y goza de independencia económica; cuando toma sus decisiones y dispone de habilidades para cumplir con sus expectativas; cuando asume sus responsabilidades y acepta las consecuencias de sus actos; cuando es capaz de manejar sus emociones y de capear tiempos difíciles...

Y, sin embargo, la suma de todo esto no nos libra de las dudas y de esos vacíos existenciales tan difíciles de precisar. En muchos casos puede relacionarse con una falta de seguridad personal; pese a que cumplo con lo establecido siento que no lo hago todo lo bien que debería..., explica Silvia Álava. Es lo que le pasó a Kelly Williams Brown, una estadounidense al borde de los 30 y autora de Adulting: cómo convertirse en adulto en 468 facilísimos pasos.

A pesar de ser independiente y tener un buen trabajo, se sentía ''como una niña la mayor parte del tiempo'' y se dio cuenta de que no era la única tras entrevistar a cientos de personas. Por eso recopiló, en una guía desternillante, su visión sobre cómo madurar sin morir en el intento. Un ejemplo: ''Si quieres tirar algo líquido hazlo en el fregadero. Si quieres tirar algo sólido (aunque sea arroz o esas bolitas metálicas que adornan las tartas) hazo en la basura. Siempre''. O no tengas miedo a las charlas educadas e intrascendentes: el 87% son demasiado largas, pero acaban.

Aunque también hay otros consejos menos humorísticos: ''Acostúmbrate a dar más de lo que recibes. Pasar de estar orientados hacia nosotros mismos a estarlo hacia los demás es una transición necesaria''.

Más allá de la edad. A una conclusión semejante llegó María García Ripio. Tenía 40 años y un hijo de dos, se había licenciado en Bellas Artes y trabajaba como profesora. ''Ser madre fue el primer paso para salir de la burbuja de las necesidades insaciables del yo''.

''En realidad no es tan normal saber lo que queremos. Es un logro psicológico poco común y difícil de alcanzar'', asegura Silvia Álava, citando al psicólogo Abraham Maslow, padre de la célebre pirámide que jerarquiza las necesidades humanas. Y las cifras le dan la razón: solo el 48% de los españoles reconoce estar satisfecho con su vida. El resto desearía poder cambiar de empleo, disponer de más tiempo libre, de más recursos, más margen de decisión sobre su día a día... ''Ser adulto significa responsabilizarme de mi vida y no echarle la culpa a los demás, a la crisis, al vecino...'', asegura María, que lo vio claro cuando halló su camino espiritual.

''Muchas personas no han aprendido a ser autónomas, quizás porque nunca se lo enseñaron o no lo necesitaron, y ante sucesos traumáticos, como una enfermedad, un divorcio o una muerte, tuvieron que aprenderlo a marchas forzadas, con el sufrimiento que conlleva'', afirma la psicóloga.

A Eva Ruiz el diagnóstico de un linfoma de Hodgkin cuando tenía 13 años la expulsó precipitadamente de la niñez y a los 18 creó una asociación para ayudar a otros como ella. Y es que, aunque los adolescentes prefieren obviarlo habitualmente, el salto a la madurez no suele ser un camino de rosas.

Eva Ruiz

- A los 13 años le diagnosticaron linfoma de Hodgkin. Ahora, con 23, ayuda a adolescentes con cáncer a hacer frente a la enfermedad.

''Cuando tenía 13 años me diagnosticaron linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que trataron con quimioterapia durante nueve meses. Después, desarrollé una neuropatía que me mantuvo otros dos meses en el hospital. Creo que eso me hizo madurar más rápido. Cuando me dieron el diagnóstico, solo pensaba en que se me iba a caer el pelo e iba a dejar de ver a mis amigos por no ir al instituto, pero enseguida aprendes que eso es lo de menos. Lo importante era que mi familia no sufriera y que me vieran bien. Con esta enfermedad hay días peores y mejores, y entendí que tenía que aprovechar los buenos.

También eres muy consciente del apoyo que recibes. Para mí fue muy importante la Asociación de Padres de Niños con Cáncer (ASION). Por eso, cuando cumplí 18 años, creé junto con otros chicos que también habían pasado por un cáncer, el grupo de veteranos en ASION. Resolvemos las dudas de otros adolescentes enfermos y les mostramos que se puede superar. Saqué muchas cosas buenas del cáncer, entre ellas ser aún más positiva. Creo que, si he podido con esto, puedo con todo. Hace un año me dieron el alta definitiva pero recuperé mi vida antes. Terminé Pedagogía y estoy haciendo un máster y trabajando en una editorial. La normalidad se puede recuperar''.

Paula González

- Con solo 25 años asumió el proyecto empresarial de su padre, fallecido poco antes, y creó los jabones Olivia The Shop.

''Estudié Publicidad y después me fui a Barcelona para hacer un máster. Mi idea era buscar trabajo en una agencia como publicista. Pero de la noche a la mañana cambiaron todos mis planes. Mi padre, que era químico industrial, sufrió un ictus y murió. Él siempre había sido muy emprendedor y acababa de poner en marcha su empresa de cosmética. Cuando fui a recoger las cosas de la nave donde trabajaba, descubrí un rincón dedicado exclusivamente a la fabricación artesanal. Mi padre tenía el sueño de crear jabones y velas ecológicos con aceites esenciales.

En ese momento, yo tenía 25 años y muchas cuentas que pagar. Tenía que elegir entre cerrar la empresa familiar o hacerme cargo de ella. Pensé que sería un buen homenaje hacer realidad el deseo de mi padre. Así fue como nació 'Olivia The Shop': me encerré en su laboratorio, con las batidoras, los termómetros y sus cuadernos, y aprendí a hacer jabón. De eso hace ya siete años. Ahora tenemos 80 puntos de venta, además de la tienda online. Creo que mi padre estaría orgulloso de cómo he salido adelante, porque de uno de los momentos más duros de mi vida nació una de las decisiones más importantes que he tomado''.

María García Ripio

- Después de ser madre descubrió el budismo y transformó su vida.

''La primera vez que acudí al centro en Madrid de Dag Shang Kagyu, mi actual comunidad religiosa que está en Panillo (Huesca), tuve la sensación de haber vuelto a casa después de muchos años. Se impartía un curso sobre 'Introducción al budismo' y, cuando el lama terminó su explicación, yo no podía parar de llorar: ''El budismo es conocerse a uno mismo y ayudar a los demás'', dijo. Eso era, precisamente, lo que faltaba en mi vida. ¿Por qué tardé 40 años en encontrar ese camino? Creo que era necesario haber acumulado experiencias y haber desarrollado la capacidad que ser madre me dio para trabajar por otros.

Antes creía que lo que yo era estaba vinculado directamente a lo que tenía, lo que había estudiado, a mis pertenencias, mi trabajo... Ahora, con 50 años, aunque esas cosas sigan siendo necesarias, confío muchísimo más en mi capacidad interior y constato que mi confianza y mi compromiso me protegen. Por ejemplo, aunque no tengo mucha seguridad laboral ni una casa propia, nunca me ha faltado lo necesario. Profundizar en mi vida espiritual me ayudó a tomar la decisión de que ya no iba a hacer lo que me dijeran otros sino lo que quisiera yo, aunque parecieran cosas un poco raras. Porque al final, todo el mundo respeta a quien se respeta a sí mismo y no a quien se deja manipular''.

Marta Elvira

- Cuando se quedó en paro, decidió hacer la maleta e irse a vivir a Londres. Ahora, con 36 estudia enfermería.

''Tenía 32 años cuando me despidieron. Siempre había tenido el sueño de vivir en el extranjero y pensé que había llegado el momento perfecto. Entonces tenía miedo a lo desconocido, pero ahora puedo decir que en mi vida hay un antes y un después de instalarme en Londres. Medirme a mí misma en ese contexto me ayudó a crecer y me cambió como persona. Ha sido una vivencia muy importante que me ha enriquecido y he descubierto cosas de mí misma que me han sorprendido para bien.

Me ha dado más confianza y una visión más amplia del mundo. Me di cuenta de que uno es capaz de hacer todo lo que se proponga en la vida, solo hay que tener ilusión y ganas. Sí, creo que allí tomé las riendas de mi vida. Cuando volví a España me pregunté: ¿Y ahora qué?. Como siempre había querido estudiar enfermería, pensé que era el momento. Me matriculé, me quedé embarazada y me casé... Han sido las mejores decisiones que he tomado y estoy segura de que mi paso por el extranjero fue la clave para madurar''.

Claves para tomar las riendas

  • Plantéate metas y objetivos realistas.

Piensa hacia donde quieres dirigir tu vida, pero sin dejar de tener los pies en la tierra. Se trata de un pacto personal, no hay que rendir cuentas a un tercero, solo a nosotros mismos, recomienda Silvia Álava.

  • Nunca digas nunca.

Es el consejo de Gregory Cajina, coach y autor de Rompe tu zona de confort. Desde que somos niños nos están diciendo lo que no podemos o debemos hacer. Este bombardeo de negaciones acaba por dinamitar nuestra confianza para resolver los obstáculos.

  • No somos superhéroes.

Todos, en ciertos momentos, podemos sentirnos desvalidos e inseguros aclara Álava. No hay que pensar que por cumplir años vamos a lograr una total estabilidad en la que estaremos libres de preocupaciones.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Las enfermedades de transmisión sexual crecen entre los más jóvenes https://t.co/9yhOkEn5zI https://t.co/pPSll4C73G Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Ojo al truco de Ivanka Trump para que no la abracen https://t.co/ahoEn8Tqqh https://t.co/A5LL5nk9ST Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Ganas de música! 7 festivales para dar ritmo al verano https://t.co/YrjmnsMu6a https://t.co/AB9eDv8aGV Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Si mañana no puedes lavarte el pelo, pero quieres estar perfecta, ficha estos #peinados para disimular el pelo suci… https://t.co/QjrvG9Pti0 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Como cada lunes, hay clones. Y nuestra bloguera de #shoppingphilosophy ha fichado el clon de vestido de Alexa Chung… https://t.co/TmJJgTIe5K Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

All you need is love... o no. @irenejunquera rompe cn @TORO_CT7 https://t.co/YfeluATGCh https://t.co/4Tcf1FxZdM Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

.@elcorteingles adelanta sus #rebajas por primera vez en la historia, y la pregunta es... ¿por qué y para qué? https://t.co/nQTtajas4e Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Dieta lógica: cuando la emoción y la nutrición van en tandem https://t.co/7U5LFR4vML https://t.co/Txv8oeYRY7 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Zapatos sin talón: los rivales de las sandalias este verano https://t.co/YKV50A3PLG https://t.co/yQVY12dOK9 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Presoterapia: el tratamiento para piernas cansadas by @ana_anaparrilla #Belleza https://t.co/PFxFHi072T https://t.co/HlLS3ubl4A Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram