Pese a la profunda reforma hecha por su propietario, esta casa de 96 metros cuadrados y situada en la lujosa urbanitzación de Puerto Banús de Marbella mantiene la estructura típica de la arquitectura mediterránea.