El otro día me reuní con mis amigas y estuvimos analizando el romanticismo actual. O los hombres ya no son lo que eran o es que nunca han sido así. Las historias que nos han contado desde nuestra infancia ya sea vía película romántica (que a todas nos encantan) o vía informe directo de la historia de amor de nuestros abuelos o padres, no son contrastables hoy en día

¿A cuántas parejas conocéis que duren más de x años?. A causa de esto las mujeres ya no quieren un príncipe que venga a salvarlas o a hacerlas la vida más fácil. Ahora somos más independientes, nos abrimos camino en el mundo globalizado que nos rodea y sólo queremos a alguien que nos coja la mano al andar, que nos mire en la ducha, nos abrace en la cama y nos bese en la calle.

Si hemos rebajado las peticiones realizadas al chico maravilloso, al cuál ya no rogamos que mate dragones o luche contra brujas para conseguir nuestro amor, sino simple sinceridad y equilibrio, ¿Por qué son los hombres incapaces de satisfacernos?.

Luego, un día, encontramos a alguien que creemos maravilloso, que no sabemos de dónde ha podido salir pero que cumple todas nuestras expectativas. Todo es precioso, “como en un cuento de hadas”...

...hasta que empieza a hablar de sí mismo sin parar “cariño, yo tengo un don para esto”, eructa delante de nosotras cuando aún no hay la suficiente confianza para que lo haga o deja la puerta abierta del baño mientras está dentro.

Entonces vemos que la mayoría de ellos no saben distinguir la delgada línea existente entre el romanticismo y la confianza matrimonial (llamada así porque surge cuando ya no puedes salir huyendo al descubrir todos esos defectos de tu pareja).

En conclusión, los príncipes azules destiñen y la mayoría no pasan de rana tirando a sapo.

¿Cuál es la solución? No cerrar la puerta a nuevos candidatos al puesto de príncipe de nuestro reino (que somos nosotras mismas) y no conformarnos con el primero que veamos que destiña ligeramente (es muy importante saber ser objetivas para poder ver desde el primer momento que van perdiendo color para tomar soluciones), porque hablamos de nuestra vida. El amor es para ser feliz y como decía Cenicienta: “el sueño se realizará”.

Si quieres opinar sobre el tema planteado, entra en nuestro Club de Amigas

Envíanos tu carta,columna o artículo a redaccion@hoymujer.com

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¡Estilazo! @VaLuZenere viste de #primavera la portada de @Mujerhoy https://t.co/d0xp7dGN3A https://t.co/V8ubMjKAk0 Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Hoy, el capitulo de #2MinutosModa by @marsaura es... ¡brillante! Entra y descubre cuáles son sus joyas favoritas… https://t.co/X4YXaNdAND Hace 1 hora · responder · retweet · favorito

Jennifer Lopez se apunta al long bob ¿qué te parece su nuevo corte de pelo? https://t.co/aqTBj2OGoi https://t.co/fiX0xe9Ddz Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Hemos resumido la alfombra roja del @festivalmalaga en 30 #looks, y este es el resultado... https://t.co/XPvuh343gD https://t.co/3ZinFrdf2d Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Los duques de Cambridge y su (aparente) 'luna de miel' en París... tras las fotos de la polémica… https://t.co/v5EkV8FuoB Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Las #Kardashian están aterradas: sus guardias cachean a las visitas... https://t.co/Sy2Hmqagze https://t.co/x5KPDUMT49 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Lo que te pasa cuando te ves gorda sin serlo https://t.co/fJhXJjKKhp https://t.co/kfPgPTTZHW Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Instagram