Tnego 41 años.Padezco una enfermedad crónica, rara e incurable llamada cistitis intersticial o para abreviar CI. Es una enfermedad muy invalidante, dolorosa y lo peor, casi ningún urólogo la conoce.

Hay casos en los que las afectadas, ya que la mayoría son mujeres, se ven obligadas a una peregrinación de médico en médico, de urólogo en urólogo y oir cosas tan duras como que no tienes nada y es de tu imaginación.

Gracias a Dios ese no fue mi caso, ya que mi uróloga en la primera visita ya me dijo que creía que tenía CI, pero me tenía que realizar unas pruebas para confirmarlo. Por desgracia así fue, tengo CI.

De esto hace dos años y medio. Con la enfermedad estuve 8 años sin diagnosticar, ya que el desconocimiento de mi médico de familia era tal, que creía que era cistitis bacteriana, aunque los análisis de orina salían limpios.

Por culpa de esta enfermedad perdí mi trabajo, ya que, como necesito ir al baño frecuentemente, fui maltratada psicológicamente por las encargadas y la jefa de planta donde trabajaba.

Cuando no pude más, cogí la baja laboral por enfermedad. A los 18 meses me concedieron la incapacidad laboral permanente absoluta y hace un mes recibí el certificado de minusvalía con un 56%.

La enfermedad se caracteriza por urgencia y frecuencia en ir a orinar, de tal forma que en las crisis puedes ir al baño hasta 100 veces en 24 horas. Es una enfermedad dolorosa, se ve afectado el suelo pélvico y la zona perinal. Hay días que ni siquiera te puedes mover por el dolor. No hay tratamiento, ya que lo que a una enferma le va bien a otra no le hace nada. Yo ahora llevo un neuroestimulador sacro implantado en la médula, y después de casi tres meses, por fin parece que funciona.

Conozco chicas jóvenes, ya que esta enfermedad no respeta edades, que lo están pasando francamente mal. Trabajan para sobrevivir, pero se ven imposibilitadas de formar una familia, ya que se te quitan las ganas de todo. Del sexo, ni hablar, el dolor es horrible, de embarazo , pues casi que tampoco por lo mismo.

Sólo escribo para que se sepa del sufrimiento de cientos de mujeres en toda España que están ahí, y de esas tantas que van todos los días al médico porque no saben lo que les pasa, y sólo les dan antibiótico, para una enfermedad que no necesita ese tipo de medicamentos porque no es bacteriana.

Gracias por leerme y un saludo

Si quieres opinar sobre el tema planteado, entra en nuestro Club de Amigas

Envíanos tu carta,columna o artículo a redaccion@hoymujer.com