Todavía no ha pasado el Gran Poder y ya están los escaparates con la moda de baño de la nueva temporada. Lo que, por otro lado, es un alivio porque llevamos viendo ropa de entretiempo desde enero. Vamos, que no te has sacado de encima el resfriado y los polvorones cuando te están vendiendo el tirante y el escote

El otro día me decía mi amiga Mariola que hoy el que no va a la moda es por qué no quiere. Tengo que añadir que esto me lo dijo a grito pelado desde el probador de un Zara de estos, o quizás fue un Bershka o un Mango, lo mismo da.

El caso es que llevaba más de veinte minutos encerrada probándose media docena de trikinis de temporada. Aburrida, porque soy de fondo de armario escueto, me fui a dar una vueltita por la tienda mientras ella deliberaba.

Fue entonces cuando fui consciente de la cantidad de requisitos que hay que cumplir hoy en día para ir a la playa. Bikinis, trikinis, bañadores, tangas brasileños, chanclas a juego, toallas, felpas, pamelas, gafas de sol, pulseras… ¿Para qué coño necesitas una pulsera en la playa? ¡Imprescindible! Me dijo escandalizada una muchacha que se las llevaba a pares…y se echó las manos a la cabeza.

Oye, que se corrió la voz por la tienda y vino la encargada y todo a explicarme lo maravilloso que es poner en tu vida un verano conjuntado… Vamos, que me creó una necesidad angustiosa de llevarme un par de pulseras también.

Y claro, ahora te la pones y sientes que te falta el esmalte de uñas mandarina tropical que lleva la encargada; “Ideal para sacarle matices al tornasol metálico del arito”, añadió. Y entonces, ves ese tornasol del que ella habla apasionada y se hace la luz. Ahí es cuando te reconcilias con tu sentido del buen gusto, ese que tenías olvidado en el cajón de las camisetas de propaganda…Y lo ves todo tan claro y miras otra vez tu pulsera solitaria y comprendes que esa pulsera necesita las chanclas a juego y la pamela amarillo piña

"¡Vas a estar monísima!", me dijo la encargada al pasarme la Visa. La muchacha de las pulseras me felicitó y hasta se emocionó y toda la tienda suspiró aliviada y me dedicó un aplauso. Orgullosa, me sentí una mujer nueva con mi bolsa llena de modernidad o de moda. Me imaginé tomando el sol súper conjuntada en una playa caribeña, de esas de mucha arena y poca gente… Vamos, como en un folleto de una agencia de viajes.

Emocionada, corrí al probador con mis adquisiciones para enseñárselas a Mariola. Allí estaba ella intentando calzarse un trikini de punto de la 38 porque dice que la 42 le da mala suerte. "¡Este verano voy a romper en Matalascañas!", me dijo.

Y mi sueño idílico se disipó. Me imaginé en Matalascañas, después en Chipiona, en Sanlúcar, en Mazagón… Un repertorio de playas por todos conocido. Playas que en mi memoria, y aún perdiéndome en mi recuerdo más entrañable, me siguen oliendo a tortillas de patatas y a neveras atestadas…Me imaginé por un momento llegando a Matalascañas con Mariola y su trikini de punto caqui, invadiendo la arena con nuestros modelitos.

Nuestros trikinis tumbados al sol, conviviendo con el bañador de siempre, con la abuela de siempre, con las sombrillas de propaganda de toda la vida y el olor a plástico de las colchonetas nuevas… Sí, imaginé una campaña a lo “Corte Inglés” protagonizada por nosotras: “La Moda se Tumba al Sol” anuncia una voz sugerente y entonces aparecemos en pantalla, yo y Mariola, embadurnándonos, a cámara lenta, de crema de zanahorias con hilos de oro para disimular la piel de naranja.

La Moda Lleva Gafas Grandes… aunque tengas la cara pequeña”. Un primer plano de Mariola que, además de tener la cara pequeña, es un poco microcéfala.

Las Pamelas dan Mucho Postín”, un merecido plano general de la aquí presente, paseando elegantemente por la orilla, con mi pamela amarillo piña. Yo y mis chanclas a juego, sorteando a un chucho pesado, a una pareja que juega al voley playa, al señor de los helados y a un buzo que pasaba por allí.

Deja Que la Moda te Salpique” grita mi Mariola, tirándose al mar desde un hidropedal con su trikini caqui. Y yo, haciéndole un gracioso aspaviento, le muestro al mundo el indescriptible tornasol metálico de mi pulserita. Una imagen idílica, pero del todo inviable, sin duda, porque puedo afirmar que todo ese glamour de saldo desaparecería en cuanto oliésemos el tufillo acre de la plancha del chiringuito
 
Sí, en una fracción de segundo, las Cenicientas acabarían convertidas en calabaza, con todo mi respeto hacia las calabazas. Nos olvidaríamos de las tortitas de arroz, de la botellita de agua mineral y del plan quince días Special K y correríamos con nuestras chanclas a juego hacia el chiringuito, dispuestas a pelear con uñas (mandarina tropical) y dientes, para pillar una mesita a la sombra donde hartarnos de sardinas, pimientos fritos y cerveza fresquita. Después, tras una plácida sobremesa con Frigo pie y todo, pagaríamos la roncha con elegancia, con la elegancia que imprime un billetazo de 50 € (porque la moda dice que pagar con menos es de tiesos). Satisfechas, nos recolocaríamos el pareo a juego antes de levantarnos, por aquello de ocultar una tripa que pide siesta.

Retomaremos, en la medida de lo posible, el glamour y el tempo de las sirenas y caminaremos con garbo hacia nuestro oasis conjuntado con la mirada perdida en el horizonte, la boca oliendo a sardinas y las uñas mandarinas sucias de haber hurgado en el pescado.

Allí, nos tenderemos en nuestra toalla a juego, con la solemnidad con que sólo unas diosas de la modernidad pueden tenderse y nos pegaremos una siesta con ronquido incluido, eso sí, con las grandes gafas de sol puestas...

Afortunadamente la voz de mi amiga me sacó de aquella pesadilla; "¿Cómo me queda?", me preguntó, y no supe qué decirle… “Bueno, no sé, el caqui mata mucho, Mari…” Sentí miedo y corrí a la caja a devolverlo todo

Si quieres opinar sobre el tema planteado, entra en nuestro Club de Amigas

Envíanos tu carta,columna o artículo a redaccion@hoymujer.com

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Cómo desengancharte del azúcar en tres pasos https://t.co/D77QvpNEA5 https://t.co/M6nqf3hevP Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Otra #famosa que cambia de look radicalmente. Con rubio platino y corte 'bob' ha aparecido Kim Kardashian..… https://t.co/aclls5Pj1I Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Dedica todos los días, unos minutos, a ejercitar los músculos del rostro y verás cómo ganas la batalla a la flacide… https://t.co/83BLhmvAgx Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

⚡️ “Si quieres opinar sobre Cibeles, tienes que leer esto” por @Mujerhoy https://t.co/EH4GvLgOuD Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Duyos y Marina Pérez, Premio L'Oréal París MBFWM otoño-invierno 2017/18. ¡Bravo por ellos! https://t.co/IdMNZ9yWkC https://t.co/jNOhT4jilX Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Nuestra querida @marsaura nos presenta hoy en su blog un look muy sexy en verde agua ¿qué te parece?… https://t.co/8ZCpWW95e1 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

No te pierdas lo que @patrymontero tiene preparado para su #LaÚltimaSuperviviente en @El_Hormiguero… https://t.co/EJ2XR96Gco Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram