Lena Dunham: "Si no te gusto desnuda, ¿por qué me miras?"

  • A los 26 años es protagonista, guionista y directora de 'Girls', una serie considerada el reverso provocador y realista de “Sexo en Nueva York”. Nos colamos en el rodaje para descubrir por qué la ganadora de dos Globos de Oro es la chica más amada y odiada del momento. 

Estamos en Brooklyn. Más concretamente en Williamsburg, el barrio de moda de Nueva York. La calle está plagada de autocaravanas, generadores eléctricos y jóvenes aspirantes, todos con gorros de lana, consultando con indolencia sus BlackBerry. Al cruzar la cinta que delimita la calle y caminar hacia una pequeña iglesia (el epicentro de todo el barullo) es imposible no asombrarse, una vez más, por el engranaje que permite poner en pie un espectáculo televisivo. Todas esas hojas de rodaje, vehículos, llamadas telefónicas, aparatos, toallas, taxis, baterías. Toda esa gente.

Al entrar en la iglesia te encuentras con una persona sentada en una sala de control. Es ahí, en el silencioso y tranquilo corazón de un rodaje, donde director y guionista pasan horas pegados a un monitor. La persona que ocupa este lugar suele ser un hombre algo despeinado (de 40 o 50 años), con una masculina confianza en sí mismo. Pero aquí, en el centro de este tinglado al servicio del canal televisivo HBO, la que manda es una mujer de 26 años, con zapatos sin cordones y un vestido tubo de piel de leopardo.

Tiene la cara redonda, casi aniñada, y con sus uñas pintadas de burdeos envía mensajes desde su iPhone. Parece la teclista de una banda de rock alternativo. Pide silencio en la sala y da comienzo a la siguiente toma con estas palabras: “¡Todo el mundo! Recordad que esto es un producto para gente inteligente. Lo leí una vez en una revista”. Ella es Lena Dunham. Y no es solo la directora de la serie 'Girls' (cuya segunda temporada se estrena en España el 14 de febrero, en Canal Plus), sino también su creadora, guionista y protagonista.

Hasta ahora no ha habido nada parecido a 'Girls'. Jamás ha habido alguien como Lena que, con 26 años y por su cuenta y riesgo, se haya convertido en un fenómeno de masas. Para toda una generación de chicas, ella es lo más. Lo único. ¿Y qué ha hecho para merecer tal consideración? Sobre todo, ha llevado a la pantalla una imagen nueva de las mujeres, que las espectadoras hallan tan apasionante y provocativa, dicen, como encontraron los hombres a los personajes de Woody Allen hace décadas.

¿Razones? Porque hay secuencias en 'Girls' que dejan sin aliento. Por ejemplo, en el segundo episodio, el personaje de Dunham, Hannah Horvath, tiene con su inconstante novio el peor sexo consentido que jamás se haya visto en una pantalla. Una tiene derecho a encontrar esta escena atrozmente inaceptable y, a la vez, muy divertida. En otro capítulo, Hannah descubre que tiene una enfermedad de transmisión sexual y ha de ponerse en contacto con todos sus examantes para darles la noticia. Cuando salen los créditos, Hannah aparece dando saltos por la habitación, con un vestido corto. El efecto de esta imagen es que te sientes triste y, a la vez, extrañamente orgullosa de ella. Lo excitante de 'Girls' es esa ambigüedad. No es una serie que ofrezca respuestas a sus espectadores; al revés, arroja signos de interrogación.

Una serie polémica 

Estamos en la caravana de Dunham, durante una pausa para el almuerzo. Obviamente, se parece mucho a la Hannah de 'Girls', aunque es más circunspecta que su personaje, más brillante y algo más petulante. También camina más recta. Parece, en efecto, una productora ejecutiva de una de las series insignia de la HBO, un efecto que consigue a pesar de ir cubierta con un plumas de aspecto bastante sucio y plagado de símbolos de la paz. “Es como mi mantita –aclara refiriéndose al plumas–. Una vez, pasaron nueve meses sin que lo lavara. Lo llevaba estando enferma, para trabajar... Al final, tuvieron que decirme directamente que olía fatal. Olía a la dependencia que tengo de él”.

Su falta de confianza contrasta con sus orígenes: hija de artistas bohemios de clase media-alta (su madre, Laurie Simmons, es fotógrafa y diseñadora, mientras que su padre, Carroll Dunham, es pintor), fueron ellos quienes le financiaron en el año 2010 su largometraje 'Tiny Furniture' ['Muebles en miniatura'], que cosechó algunos premios. La película trata de cómo Aura (la propia Dunham), una artista obsesionada con su obra y que aún vive con sus padres, practica el sexo solo por experimentar, sin compromiso, y tiene un grupo de amigos que se sienten tan perdidos como ella. En el filme, el personaje de la madre de Aura es encarnado por la madre real de la actriz.

'Girls', un encargo que le llegó el mismo año del rodaje de su película por parte del productor ejecutivo (y fan de 'Tiny Furniture') Judd Apatow, es en esencia la versión televisiva de aquella película. Con el personaje de Hannah Horvath, Dunham interpreta de nuevo a una chica de clase media neoyorquina, desconcertada e introvertida, compartiendo pantalla con la mitad del elenco de su premiado largometraje en papeles apenas modificados.

Para ser un producto televisivo en el que no hay escenas de lucha, ni robots, ni viajes en el tiempo, ni espionaje internacional, ni explosiones, ni dragones, ni armas, ni vampiros, la serie ha generado dos, en apariencia paradójicas, acusaciones: la primera, que quiere ser deliberadamente polémica; la otra, que no es realista.

“Me parece muy extraño todo –comenta Dunham–. Me preparé para casi todas las objeciones y críticas que alguien pudiera lanzarme menos para que, según algunos, lo que sucede en 'Girls' “no sea real”. Lo único en lo que puedo garantizar que soy especialista es en el hecho de pertenecer a la clase media neoyorquina, mitad judía mitad protestante, de menos de 30 años”.

El sexo como puzle

Las escenas de sexo (todas diferentes, todas insólitas de una forma u otra) son una parte importante de la propuesta. Dunham tiene una visión del sexo un tanto peliaguda: como algo que debe ser en teoría apreciado o disfrutado, claro está, pero también como un puzle por resolver. Sus personajes están constantemente tratando de averiguar por qué los demás quieren acostarse con ellos, y tratando de saber también cómo les hace sentir tal cosa (tanto antes como después). “Empecé a pensar en el sexo muy pronto –confiesa Dunham–. No en plan: “Quiero acostarme con el primero que pase”, sino más bien intrigada. A mí me preocupaba el sexo antes de que mis deseos o cualquier instinto hormonal aparecieran. Aquello me parecía sencillamente... un problema”.

La actriz ha conseguido encarnar a una generación, que estaría entre los 17 y los 30 años, en la que todo el mundo es experto en sí mismo y la mitad piensa que tiene una vida digna de hacer una película, un “reality” o un blog. Es decir, una generación que está dispuesta a “teletransmitir” en directo lo que le está pasando.

Y, ¿qué es lo que tienen que “teletransmitir”? Obviamente, desde la recesión económica, las únicas noticias tienen que ver con que no encuentran trabajo y están sin blanca. Al llegar a la edad adulta, todos los signos propios de la madurez (un empleo, progreso social, la oportunidad de ser dueño de una propiedad) han caído desplomados. Da la sensación de que están perdidos y como Dunham es la primera en documentar sus vidas, todo lo que les pasa a ellos y ellas en 'Girls' es significativo: su preferencia por las pastillas en vez del alcohol, una dependencia que la generación de sus padres encontraría escandalosa y desconcertante; la idea del sexo como algo a la vez teórico y práctico; todo el mundo endeudado hasta las cejas; la proliferación de becas y trabajos no remunerados... Y, por supuesto, aparece también el sistema piramidal de las redes sociales. Cuando Jessa, la prima “cool” de Hannah, dice que ella no tiene Facebook, a las otras casi les da algo. Shosanna jadea inocentemente: “¡Por Dios, eres tan elegante!”.

Sin embargo, tal vez la novedad más evidente de 'Girls' sea la propia Lena Dunham y su apariencia física. En la serie, aparece a menudo semivestida o desnuda, hablando con la gente mientras se levanta la falda y deja ver su faja, sentada en un baño comiendo pastelillos o manteniendo una horrorosa relación sexual con un hombre que agarra su barriga y empieza a bambolearla, mientras le dice que sabe cómo podría perder tres kilos.

En el universo de las celebrities, donde el mayor crimen de una famosa es engordar o equivocarse de estilismo, el desnudo corriente y sin complejos de Dunham es marca de la casa. ¿Qué significa para ella? “Es divertido, porque no salió exactamente como yo lo tenía pensado –dice riendo–. Cuando me imagino a mí misma andando por la calle, y luego veo esas mismas imágenes, me parecen cosas distintas. En mi cabeza siempre he sido una belleza 10 escalones por encima de lo que soy en la realidad, como si los demás no lo hubiesen pillado”.

Futuro lucrativo

La primera vez que Dunham apareció desnuda delante de una cámara fue en una película que rodó en la universidad, en la que se metía en biquini en la fuente del campus, y hacía como que se duchaba y se lavaba los dientes, antes de que la sacase de allí un guarda de seguridad. Cuando la colgó en YouTube logró 50.000 visitas en unas horas. No obstante, también provocó un debate entre los usuarios sobre el tamaño de sus muslos y su aparente habilidad para mantener una relación sexual, por lo que al final eliminó el vídeo.

El mismo nivel de debate tuvo su continuación cuando 'Girls' emitió su primera entrega. “Hay demasiada hostilidad. La gente dice: “¿Por qué crees que quiero verte desnuda?” –suspira hondamente–. “¡Oye, tú pusiste la televisión para verlo!”.

Pero, ¿por qué lo hace? ¿Por qué se desnuda?. “Creo que mis motivos son varios. Hay una parte de mí desafiante que dice: “¿Crees que estoy gordita? Vale, pues mírame desnuda”. Luego hay también a ratos un sentimiento de rabia. Porque es aquello que podrías hacer perfectamente si tuvieras un cuerpo más convencional pero, como no lo tienes, dejas de hacer. Las gordas deberían saber que no pueden quitarse la ropa. Y como mujer no te está permitido sentirte bien contigo misma. Llega un día, a los 12 o 13 años, en que deja de estar bien decir cosas bonitas sobre ti misma. De pequeña puedes decir: “¡Soy preciosa!”. Pero llega un día en el que, cuando recibes un piropo, dices: “¡No! ¡En realidad soy gorda y horrorosa!”.

El cisne

Lo más fascinante de Lena Dunham es su carácter tranquilo, aunque reconoce que también tiene días de nervios: “Entonces pierdo la voz. Creo que es una señal física que me indica que tengo que... dejar de responder a las preguntas”. ¿Y qué ocurre cada vez que tiene que pisar una alfombra roja? Para las mujeres, las grandes ceremonias de premios son su oportunidad para lucirse como princesas por un día: por muy zarrapastrosa que hayan salido en la película o en la serie, para asistir a los Globos de Oro pierden peso, contratan a un estilista, se suben a unos zapatos de vértigo y sufren una metamorfosis de patito feo a cisne.

Dunham dice que no le preocupa el momento alfombra roja. “Le he dicho a mi representante que querría llevar una capa y hacer el signo de la paz, o abrir y cerrar las piernas como en una clase de aeróbic”. Pero, cuando llega el evento en cuestión, la elección de su vestuario es convencional y no rompe el guión. ¿Se estará domesticando? De momento, no parece que vaya a moderar su afición a desnudarse en la televisión, porque su provocación está siendo más que rentable: en marzo empezará a rodar la tercera temporada de la serie y acaba de firmar un contrato para publicar un libro por el que se dice que ha cobrado tres millones y medio de euros. Ah, y no piensa dejar de comer dulces. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

Copia el look 'working girl' de Jennifer Garner un estilismo de entretiempo para llevarlo en cualquier ocasión http://t.co/3nLFt5pprP Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Las cajitas @Guapabox son el regalo perfecto para el Día de la Madre ¡Acertarás seguro! http://t.co/ZMUZsjL1cV Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Riquísimas empanadillas de camarones, queso y tomate para cenar http://t.co/agU6VPBA1w #recetas Hace 5 horas · responder · retweet · favorito

Vota en nuestros Premios #MujerIT y gana 2 lotes de productos de #Qiriness y 1 cheque de @Bershka por valor de 100€ http://t.co/v7bumBGBcu Hace 6 horas · responder · retweet · favorito

Alcanza el siguiente nivel de 'runner': Aprende a ser corredora de fondo http://t.co/Adrbpupz4A Hace 7 horas · responder · retweet · favorito

10 monos largos y cortos de @ASOS por menos de 100 euros ¡Preciosos! http://t.co/LbsUPIIarG #look&shop Hace 8 horas · responder · retweet · favorito

Kate Middleton, bellísima con un vestido de Zimmermann para acudir a un evento de Pascua en Sídney http://t.co/O7kg6k7Kz3 Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

¡Ya somos más de 400.000 amigos en Facebook! Regalamos 4 cheques de 200 € en @ASOS_ES ¡Participa en nuestro concurso! http://t.co/cTPzkzlCqC Hace 10 horas · responder · retweet · favorito

Georgia May (@GeorgiaMJagger) el diamante de los Jagger, es portada del especial joyas de Mujer hoy http://t.co/ur4JORQbr2 Hace 11 horas · responder · retweet · favorito

A punto de estrenar 'Carmina y Amén', Paco León responde a una entrevista con @XLSemanal vía @Hoy_Corazon http://t.co/rU1EwxBr1h Hace 12 horas · responder · retweet · favorito