Eva Mendes:"Soy calculadora cuando se trata de mi trabajo"

  • Etiquetada como “sex symbol” por Hollywood, la actriz ensaya un prometedor cambio de rumbo dramático en 'Cruce de caminos”'. Le acompaña su pareja en la vida real, Ryan Gosling. 

En el colegio, sus compañeros le tomaban el pelo a diario. Siempre utilizaban la misma broma infantil con mucha mala idea, pero muy poca gracia: “Tienes chocolate en la cara”. Y ella siempre caía. Juró que, en cuanto cumpliera 18 años, se quitaría el lunar que adorna su pómulo izquierdo. Tampoco le gustaban sus caderas –demasiado sugerentes para los escuálidos estándares de los años 90– y sus hermanos se burlaban constantemente de su dentadura. Afortunadamente, Eva Mendes se olvidó de aquel juramento y de los complejos adolescentes, y se congració con sus curvas y sus facciones. Y tanto ese físico exótico que supo aprender a aceptar, como una personalidad a prueba de comentarios, chismorreos y etiquetas, la convirtieron en la estrella que es ahora.

Sin embargo, a sus 39 años y después de una treintena de películas en su currículum, todavía tiene que enfrentarse a productores escépticos que no consiguen ver en ella a la americana media. Hace tiempo que Mendes renunció al derecho al pataleo y, cuando se le menciona el estigma de las latinas en Hollywood, contesta con audacia: “Es mucho peor para las asiáticas”.

La otra etiqueta que arrastra es la de “sex symbol”. La culpa la tiene, probablemente, aquel desnudo que protagonizó junto a Denzel Washington en su primera película importante, 'Día de entrenamiento'. No ha sido el único. También posó ligera de ropa para un anuncio de perfumes que sembró la discordia en Estados Unidos y para una campaña solidaria contra el uso y comercio de pieles de animales. Con fama de divertida, simpática y abrumadoramente femenina, Mendes sabe explotar esa faceta. Pero que nadie se confunda: siempre es una detonación controlada. “Nunca me he sentido como un objeto. Nada de lo que hago es un accidente. Puede parecerlo, pero es lo opuesto a la realidad. Soy muy calculadora cuando se trata de mi trabajo”, ha explicado. Efectivamente, lo es. Sobre todo desde que decidió darle un giro a su carrera. Su trampolín habían sido unas cuantas cintas de acción ('Doble impacto mortal', 'A todo gas 2', 'El motorista fantasma'...); un par de comedias ('Pegado a ti' o 'Hitch, especialista en ligues') y la taquillera 'The Spirit'.

Pero Mendes ha cambiado de gustos. Y, sobre todo, de registro. En su última cinta, 'Cruce de caminos', que se estrena el 6 de septiembre en España, interpreta el tipo de papel dramático que puede cambiar el rumbo de la carrera de una actriz. El argumento es carne de catarsis. Mendes encarna a Romina, una camarera que, después de convertirse en madre soltera, tiene que decidir entre dos hombres: el padre biológico (y poco capacitado) de la criatura, interpretado por Ryan Gosling, y el hombre estable y responsable que está dispuesto a criar a un hijo que no es suyo (Bradley Cooper). “Al principio, pensé: ‘Bueno, es fácil. Escoges al chico bueno porque va a ser una buena influencia para tu hijo”, dice Mendes. Pero no tardó en cambiar de opinión. Fue después de organizar una reunión en casa con su madre, sus dos hermanas y varias amigas. “Todas ellas tenían hijos y me pusieron las cosas claras. Me dijeron: ‘Es algo muy primario. Tú no lo sabes, porque no eres madre, pero cada pedazo de tu ser, tu instinto, te empuja a que ese niño esté con su padre biológico. Aunque esa no sea la decisión más adecuada”, cuenta la actriz.

En aquella charla, Mendes descubrió un par de cosas de su propia infancia que desconocía: “Mi madre me confesó que esa fue la razón por la que ella misma aguantó tanto tiempo la relación con mi padre. Yo no tenía ni idea”. Mendes nació en Miami, aunque siendo aún un bebé la familia se trasladó a Los Ángeles. Sus padres, dos inmigrantes de origen cubano, se divorciaron cuando ella tenía 10 años. Con mucho esfuerzo, su madre sacó a la actriz y a sus tres hermanos mayores adelante aunque, a veces, las facturas no se pagaban a tiempo y la compañía de teléfono o la de la luz les cortaba el servicio. Por las tardes, Eva pasaba las horas muertas en el Teatro Chino Grauman, en el Paseo de la Fama de Hollywood, donde su madre trabajaba como taquillera. Pero a ella nunca se le había pasado por la cabeza ser actriz. De hecho, lo suyo fue un accidente. Estudiaba márketing en la universidad cuando un cazatalentos vio su foto en el “book” de una de sus amigas. Poco después ella, que ni si quiera había participado en la función escolar de rigor, cambiaba los libros por los “castings”.

Recorrió ese camino con la ayuda de la profesora de interpretación Ivana Chubbuck. Todavía hoy, Mendes conserva el hábito (y la humildad) de asistir a sus clases y dejarse asesorar por ella. Tampoco tiene reparos en ponerse a trabajar para meterse en el papel. “Mi personaje en la película es una camarera y Derek [Cianfrance, el director de la película] me sugirió que trabajara en el restaurante donde íbamos a rodar. Me pareció una gran idea, así que durante unos días fui camarera. Me gritaron un poco y recibí algunas buenas propinas, sobre todo de un caballero que no sabía quién era yo. Las otras camareras, que eran muy simpáticas, me decían: “Claro que lo sabía. Por eso te dio esa propina”. Y yo les replicaba: “¡No, no lo sabía! Me la ha dado porque le serví su pedido a tiempo”, explica entre risas. Bien podría ser verdad. Aunque tiene una carrera consolidada en Hollywood y ha sido imagen de varias marcas de cosméticos y firmas de moda, ha conseguido que de su vida privada solo se sepa lo justo. No es casualidad, sino una estrategia premeditada y efectiva. Mendes, para empezar, no habla de sus relaciones. Es un tema prohibido en sus entrevistas.

Esa es su manera de preservar su intimidad, de protegerla de la vorágine mediática. En realidad, a la actriz solo se le conocen dos parejas: el cineasta George Augusto, con el que tuvo una relación de ocho años, y el actor Ryan Gosling, al que conoció durante el rodaje de 'Cruce de caminos'. Aunque los fotógrafos les han inmortalizado en cada situación cotidiana imaginable (paseando a sus perros, yendo a hacer la compra, de vacaciones...), ellos no se exponen más que lo estrictamente necesario: ni alfombras rojas ni ceremonias de premios cogidos de la mano.

El mismo hermetismo se aplica a cualquier otra parcela de su vida personal. Cuando, en 2008, Mendes ingresó en una clínica de rehabilitación, sus representantes se limitaron a explicar que estaba allí para resolver “problemas personales” con “ayuda profesional”. La actriz aplicó una vieja máxima que había escuchado en casa. “Mi madre siempre me dice: “Deja que sigan adivinando”. Y eso me encanta”, explicó en una ocasión.

Pese a ese celo por preservar su privacidad, Mendes habla con pasión de sus sesiones de terapia, de la meditación trascendental que practica con asiduidad y de los audiolibros de autoayuda que escucha con devoción. Lo hace porque quiere desestigmatizar las sesiones de diván y el resto de recursos que a ella le han ayudado a enfrentarse a los retos que le ha planteado la vida. “Hablo mucho de ello porque me encanta. Simplemente, ha enriquecido mi vida. Vengo de una familia y una tradición en la que nadie va a terapia a no ser que esté loco. Y quiero que la gente sepa que ese no es el caso. Es enriquecedor. He aprendido a utilizar una nueva herramienta”, contó en una entrevista.

Es igual de efusiva cuando habla de su obsesión por Pedro Almodóvar. Ha admitido que ha bombardeado al director manchego con correos electrónicos hasta lo que podría considerarse acoso. Pero aunque su sueño es ser chica Almodóvar, Mendes será primero chica Gosling. Y no es que vaya a cambiar de estado civil –o sí, eso es un misterio– sino que la actriz protagonizará en 2014 'How to catch a monster', el debut detrás de las cámaras de su pareja. Esa, de momento, es la única cita oficial en su agenda. Lo demás habrá que seguir adivinándolo. 


Muy personal  

- De pequeña, quería ser monja. Cambio de opinión cuando su hermana mayor le aclaró que las religiosas no ganaban dinero.

- Tiene un perro llamado Hugo que solo recibe órdenes en francés (es un pastor belga). Mendes ha pedido que se “pixele” la cara de su mascota en las fotografías que le hacen los “paparazzi”.

- Si no fuera actriz, sería diseñadora de interiores. Le encantan la arquitectura y la decoración.

- Odia rodar escenas de sexo. Incluso besar a un actor en los labios lo considera un acto demasiado íntimo.

- Es adicta al café y siempre lleva un bote de picante en su bolso para condimentar sus comidas.

- Le encantan los deportes al aire libre: hace senderismo, monta en bicicleta y practica el esquí y la escalada.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Doña Letizia en versión 'simpson'? Pues sí, existe... http://t.co/D679N7sv2j Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Si estuviste en la @MBFWMadrid quizá te veas en nuestra selección de #streetstyle http://t.co/McDvoyQsY5 #MBFWM14 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

#FichajesMH 10 caprichos de la #MBFWM14 http://t.co/6zVcOdOHd2 by @aarabia Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

"El deporte es mi fuente de energía positiva", cuenta Elsa Pataky en 'Salud&corazón' de @cuidarcorazon http://t.co/fneBtVAXOo Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

6 imprescindibles para regalar cuando alguien cercano espera un bebé http://t.co/hU0q3m9ROz #mhtendencias Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Queman la grasa de la tripa y eliminan gases. ¡8 alimentos de oro! http://t.co/VvTutOCcbD Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Detalles chic en el #Instagram de @MujerHoy Hoy, ¡collar safari! ¿Nos sigues? http://t.co/tWWv8TUUzM Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

Fino, grueso, liso, rizado... Cómo cuidar tu cabello según tu tipo de pelo http://t.co/2VgFLmOWN9 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

7 beneficios de la práctica habitual de sexo http://t.co/xEjVvAkRys Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¡Planes de invierno1 @elbarrioficial arranca su gira en enero. ¡Y ya hay venta anticipada! http://t.co/sR4VFv4taY #mhtendencias Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

Instagram