Me llamo Helena y soy adicta. Sí, lo confieso, soy adicta a los complementos. Así empezaría la típica comedia americana que tratara de terapias de rehabilitación para adicciones fashionistas. Estaríamos todas sentadas en sillas Jacobsen, formando círculo en torno a una terapeuta con cierto parecido a Anna Wintour, declarando nuestras obsesiones. Unas, amor por el 'little balck dress', otras por los manolos (zapatos), las unas zaristas, las otras encadenadas a los chaneles, unas rezando por Dior, otras suplicando por Vuitton. Un sinfín de patologías y un denominador común: la moda que amamos.

Yo, con la edad, me he hecho adicta a los accesorios. Me encantan las gafas de sol, desde las clásicas de aviador de Ray-Ban, hasta las grandes de Tom Ford, pasando por las felinas de Dolce&Gabbana. Me apasionan los guantes de piel, de ante y, sobre todo, la gama de colores de One-Ts en la calle Claudio Coello. Me atraen los relojes, no salgo a la calle sin uno, últimamente llevo el Imperiale bicolor de Chopard, que me va con todo.

Soy una fanática de los zapatos: de tacón, planos, con plataforma, bailarinas, deportivas, botas, botines, sandalias… en fin, de todo lo que se pueda llevar en los pies aunque sea incómodo. Y no, no me olvido de los bolsos, me gustan casi todos. Eso sí, de marcaza. Prefiero un bolso de Gucci –por ejemplo, el New Jackie–, aunque solo compre uno por temporada, que varias imitaciones de mercadillo. O revitalizar el Speedy de Vuitton con una correa para cruzarlo como bandolera.

Pero lo que me tiene realmente enganchada son los pañuelos, fulares, bufandas y todo lo que se pueda poner en el cuello. Los uso en primavera, verano, otoño e invierno. Y si no lo llevo en el cuello, lo llevo atado en el bolso, como en los ochenta, por si un aire acondicionado me pilla por sorpresa.

No me quiero curar de mi adicción, estoy contenta con ella. Porque a los cuarenta y tantos es más fácil encontrar un accesorio que te siente bien que un pantalón de talle bajo o una minifalda; el uno porque al sentarte puedes abrirle la puerta al lumbago y la otra porque aparentar que se tienen 20 es, realmente, haber perdido la noción del tiempo. De la edad que se tiene, quiero decir.

profile

Mujer hoy

Mujerhoy

¿Por qué se descartó la publicación de esta foto de Kendall Jenner? https://t.co/gVj4SCN196 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

Tratamientos corporales eficaces durante el #embarazo https://t.co/8Z90Mhx6Uj by @raqsanchezsilva y@FelicidCarrera https://t.co/EXL8eMDsB5 Hace 2 horas · responder · retweet · favorito

¿Sabes por qué pestañeas? La respuesta, y otras 10 curiosidades #beauty, aquí https://t.co/ylE2atIfau https://t.co/6nkLUDQxd2 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

¿Por qué a veces sientes que te vas a desmayar? https://t.co/1XafIOQeUq https://t.co/S1TaNEtTH8 Hace 3 horas · responder · retweet · favorito

"Alguien que no piensa en sí mismo no piensa en nada"... Feliz viernes chicas! https://t.co/3jdVmd1CVK https://t.co/Lyh1NaZtPj Hace 4 horas · responder · retweet · favorito

¡Por fin! Se acabó el llevar todo perfectamente conjuntado https://t.co/NXf33VM7ee https://t.co/RKzvCUjGw0 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Desconecta! El descanso es más importante de lo que crees. Nos lo recuerda @patrymontero https://t.co/uG2eA6vNpF https://t.co/BuuoU0tlsd Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Instagram