Como toda alfombra roja que se precie, Cannes ha acogido no solo elegantes diseños y lujosas joyas, también ha recibido modelos imposibles de las estrellas de Hollywood. 

Y es que algunas confunden la elegancia con la ostentosidad, y pecan de excesivas en este tipo de actos, aunque otras simplemente no han tenido buen ojo escogiendo vestido. Ése es el caso de Elsa Zylberstein, que escogió un desafortunado diseño en plata de escote de pico, o Grace Hightower, con traje tipo túnica lleno de aberturas y cortes asimétricos. 

Tampoco estuvo acertada la mujer de Woody Allen, Soon Hi, que escogió un vestido demasiado soso para un acto como éste y poco favorecedor.