Una noticia que muchos estaban esperando y que no ha pillado por sorpresa a nadie. Sobretodo, si tenemos en cuenta la cantidad de cambios que se han sucedido esta temporada en las grandes casas de la moda.

Galliano, Decarnin o la mismísima McGibbon, son solo algunos ejemplos de que cambiamos de temporada, de artista, de era. Un nuevo nacimiento que corona a la diseñadora Clare Waight-Keller, hasta entonces al frente de la firma Pringle of Scotland, como la artista abosluta al frente de la firma francesa más chic de los ultimos años.

El minimalismo de McGibbon nos enamoró con su pasión por las siluetas cargadas de líneas puras. Todos caímos rendidos, gracias a ella, al camel y al denim con una estética 70's que nos transportó a un pasado divino. Y más aún con sus diseños inspirados en el ballet clásico.

Ahora, llega el futuro al frente de la firma. Con un nombre que merece la pena recordad: Clare Waight-Keller. ¡Esperamos ansiosos a ver su primera colección!