En pleno ecuador de la 65º edición del Festival de cine de Cannes, llegó el momento de hacer balance de lo que hemos visto sobre la alfombra roja del certamen. Con mucho menos glamour que en años anteriores, y coronando a Diane Kruger como reina absoluta de la elegancia, repasamos lo más destacado de la primera mitad del prestigioso certamen. 

No todo es cine en el Festival de Cannes. La alfombra roja que cada noche se desplega por el centro de la ciudad se convierte en un foco inevitable de atracción para los amantes no solo del séptimo arte, si no también de la moda. 

A lo largo de los siete primeros días de tan prestigioso evento pocas han sido las celebrities que nos han llamado la atención con sus estilismos. Algunas por pecar de excesivas y otras por todo lo contrario, no demasiados nombres han conseguido brillar con sus elecciones. Si hay un nombre a destacar ese es, como era de esperar, el de Diane Kruger, que este año se estrenaba como miembro del jurado, y lo ha hecho desplegando todos sus encantos sobre la alfombra roja, demostrando, una vez más, que no necesita estilista para estar siempre impecable. 

La representación española en el Festival, que corría a cargo de Paz Vega ha dejado el pabellón bien alto. La actriz sevillana aparecía en el preestreno de 'Madagascar 3' con un espectacular diseño de Stephanne Rolland, el mismo diseñador que escogió Cheryl Cole para lucir un vestido que ha conseguido tanto admiradores como detractores. Algo similar a lo que le ocurrió a Carlota Casiraghi, cuyo vestido verde de Gucci se ha convertido en una elección acertada para muchos y un error garrafal para muchos otros. 

En definitiva, un arranque del Festival con mucho menos nivel de glamour que en anteriores ediciones, que confiamos logre dar un necesario giro en que la segunda mitad del festival revose más elegancia que el comienzo.