Letizia Ortiz ha recibido, junto al Príncipe Felipe, en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a la representación de Cruz Roja, Cáritas, Fundación para Personas Discapacitadas de Menorca y del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, con motivo de la firma de los convenios de colaboración con la Fundación Hesperia, creada para gestionar la mitad de la herencia del fallecido inversor menorquín Juan Ignacio Balada Llabrés.

El inversor menorquín, fallecido en noviembre de 2009, nombró herederos de la mitad de su patrimonio, a partes iguales, a los Príncipes y a los ocho nietos de los Reyes, y legó la otra mitad a Don Felipe y Doña Letizia con el encargo expreso de que crearan con esta cantidad una fundación de interés social.

Letizia Ortiz repitió el modelo gris con chaqueta estilo Chanel que ya llevó en Burgos en septiembre de 2009 durante la inauguración del "Congreso Internacional sobre trastornos del espectro autista". La Princesa lleva el mismo pantalón gris recto de pinzas, una camisa color plata y una chaqueta en tweed tipo Chanel. Para esta ocasión, la Princesa ha compeltado su outfit con unos peep toe grises y un llamativo collar de perlas de tres vueltas. Dos años después, el mismo outfit le sienta mucho mejor.

Horas más tarde, la Princesa de Asturias ha mantenido hoy una reunión de trabajo en la sede de la Junta Provincial de Madrid de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), durante la que ha mostrado su apoyo a los programas y servicios que la institución ofrece en esta Comunidad a los enfermos y sus familias.

Doña Letizia, que asumió en septiembre del pasado año la presidencia de honor de la AECC, ha visitado asimismo las instalaciones de la oficina provincial de la asociación, en la que trabajan unas 70 personas, entre profesionales y voluntarios, que impulsan campañas de prevención y concienciación, mejoran la formación del personal sanitario y prestan atención psicosocial.