La hija del dueño de Zara no es fiel a su padre. Marta, heredera del imperio Inditex, coquetea con Chanel e Yves Saint Laurent

Marta Ortega ha herededado de su padre el nulo afán de protagonismo. Sus escasas apariciones se limitan a distintos concursos hípicos, algunos de ellos financiados por Amancio Ortega.

Marta, siempre está impecable con un look 'sport chic'. Sus básicos son los vaqueros azules, los fulares y pañuelos XXL, los maxi bolsos y sus inseparables gafas de sol (sobre todo las Ray-Ban tipo aviador).

Marta tiene una elegancia innata, por algo desde niña ha mamado el mundo de la moda, y ha visto como se crea un imperio textil desde cero. La hija de Amancio Ortega se ha bregado en el negocio y se dice que fue ella quién inspiró las firmas Bershka y Stradivarius.

Pero también es cierto que Marta se deja seducir por las firmas de lujo como Yves Saint Laurent o Chanel. El bolso Downtown Charol (1.195€, diseñado por Stefano Pilat para Yves Saint Laurent) es uno de sus preferidos.

No solo iba a vestir de Zara o Bershka, ¿verdad?