Victoria Beckham acudió a la final del torneo de hierba más importante de la ATP, que enfrentó Andy Murray y a Novak Djokovic a Andy Munray. 

La esposa de David Beckham nunca pasa desapercibida y menos en un torneo como Wimbledon, donde la emoción, además de en la pista, está en las gradas. La cámaras pronto centraron la atención en Victoria, que estaba muy sexy con un vestido de encaje negro con apliques de plumas naturales de la colección otoño-invierno 2013/14 de Louis Vuitton. 

Y dio la casualidad de que repetía vestido. Hace unos dias compartió una foto en Instagram con sus seguidores en la que estaba acompañada por Boo George y llevaba el mismo modelito.