mujerHoy

moda

10 trucos para que el cambio de armario sea un éxito

Te ayudamos a sacar el máximo partido al espacio y tus prendas aprovechando la llegada del calor

Aunque hace semanas que cambiamos de estación, por fin el frío parece que deja de hacer de las suyas para permitirnos cambiar las prendas más abrigadas por aquellas propias de la primavera. Pero, ¿cómo es la mejor forma de hacerlo? Te ayudamos a sacar el máximo partido al espacio del que dispones para poder llenarlo de las novedades de la temporada sin convertir tu armario en un caos:

1. Vacía el armario: saca todo lo que tengas en los estantes y aprovecha para limpiar a fondo. Además de para mantener en mejores condiciones el espacio, te servirá para reorganizar desde cero de una forma más práctica.

2. Di adiós a lo que no uses: admítelo, hay muchas prendas que no te has puesto desde hace meses... o incluso años. No tengas reparos en deshacerte de ellas para hacer hueco a lo nuevo que seguro vas a acabar comprando en los próximos meses. Puedes incluso sacarte un dinero extra si decides venderlo en alguna de las plataformas que te sugerimos en este artículo.

3. Mantén los básicos: camisetas blancas, pantalones vaqueros, americanas, camisas... hay piezas atemporales que siempre deben estar a mano sin importar la estación del año. Nunca sabes cuándo te van a sacar de un apuro.

4. Guarda todo limpio: lo que te vas a quedar para la próxima temporada se conservará en mejor estado si optas por limpiarlo y plancharlo antes de guardarlo. Evitarás que se estropee o amarillee, además de que lo tendrás perfecto para utilizarlo cuando vuelvas a necesitarlo.

5. Separa con cabeza: salvo que tengas la suerte de tener un gran vestidor en el que poder disponer de todo a la vista, debes organizar muy bien el armario para que quepa lo máximo posible. Camisas, blusas, chaquetas, vestidos, faldas y pantalones es preferible que vayan colgados para evitar que se arruguen, mientras que camisetas, sudaderas o jerseys pueden ir doblados en estantes.

6. Ordena por tipología y por colores: de esta forma, ahorrarás tiempo a la hora de decidir qué ponerte. Si no eres de arriesgar a la hora de vestir, también puedes optar por organizar directamente por looks y ganar en practicidad.

7. Cuidado con los abalorios: a la hora de colocar unas prendas con otras, es importante que separes aquellas que tengan detalles de pedrería, strass, perlas o cualquier otro motivo a modo de joya. Colócalos alejados de otros artículos a los que puedan engancharse como te contamos aquí.

8. Coloca los zapatos: como en el caso de la ropa, lo mejor es agrupar por tipos de calzado para que no pierdas tiempo buscando lo que necesitas, y organizar todos en función del uso que les des. Si los tienes en cajas, escribe en el dorso de éstas lo que contienen para facilitarte la tarea.

9. Los complementos también se ordenan: puedes tenerlos en estantes, cajas, cestos, colgados... existen mil fórmulas posibles para organizar bolsos, joyas, pañuelos o cinturones, todo depende del espacio del que dispongas. En cualquiera de los casos, trata de hacer que se conserven de la mejor forma posible gracias a guardapolvos o bolsas que protejan las pieles.

10. No te olvides de la ropa interior: aprovecha que te has metido en harina cambiando los armarios para organizar el cajón lo que no se ve. Empareja los calcetines y enrrolla las medias para evitar que se enganchen, no sin antes haber tirado aquellas con una carrera, estén demasiado viajeas o tengan un pequeño agujero. En el caso de la lencería, separa los conjuntos que tengas de uso diario de los más delicados, pero haz que braguitas y sujetador estén siempre juntos.

Comentarios


Horóscopo