mujerHoy

moda

Francia veta a las modelos híper delgadas de la pasarela

Quienes no respeten esta medida podrán ser condenados a penas de seis meses de prisión y multas de 75.000 euros

Una modelo desfila en la Semana de la Moda de París
Una modelo desfila en la Semana de la Moda de París gtres

Podemos estar ante un momento clave en la lucha por un mejor trato y unas buenas condiciones de trabajo para las modelos, en un año en el que han saltado a la luz todo tipo de escándalos relativos a los procesos de 'casting' o a las restricciones de su alimentación que se ven obligadas a cumplir para poder trabajar. Por fin es Francia, la cuna de la alta costura, la que da un paso adelante a la hora de asegurarse de que ninguna chica demasiado delgada sale a la pasarela. Desde ya, todas las modelos que trabajen en el país galo deben aportar, además de sus medidas, un certificado médico que indique su índice de masa corporal. Las que no alcancen los mínimos estipulados, no podrán desfilar.

Los empleadores que no respeten la ley podrán ser condenadas a penas de hasta seis meses de prisión y multas de 75.000 euros. Así de decidida está la administración francesa de luchar contra la anorexia. Los trastornos de conducta alimentaria afectan a unas 600.000 jóvenes en Francia (40.000 de las cuales sufren anorexia) y son la segunda causa de mortalidad entre las personas de 15 a 24 años, por detrás de los accidentes de tráfico. Madrid fue la primera capital europea en tomar medidas respecto al peso de las modelos, cuando prohibió en septiembre de 2006 que desfilaran en la Pasarela Cibeles maniquíes con IMC menor a 18. Otros países, como Italia, Chile y Bélgica, han aprobado normas similares a las publicadas este viernes por Francia.

Por desgracia, no todo son parabienes y celebración. La norma francesa evidencia su talón de Aquiles al implicar en las sanciones a aquellos que son casi siempre señalados como los demandantes de las modelos más delgadas u aniñadas: los mismos diseñadores. El Sindicato Nacional de Agencias de Modelos (Synam) lamentó en un comunicado que la disposición "estigmatice únicamente a las agencias de modelos, omitiendo deliberadamente implicar a los mandantes (marcas de lujo y diseñadores)". No ha debido ser fácil imponer restricciones a pasarelas como la Semana de la Moda de París, que genera más de 66 millones de euros para la capital gala en cada edición. La industria de la moda francesa mueve 150.000 millones de euros anuales, el 2,7% del PIB nacional.


Horóscopo