mujerHoy

moda

Catástrofe clon en el Festival de Cannes

En el estreno de “Loveless” aparecieron Thylane Blondeau y con el mismo vestido de Dior

Thylane Blondeau con el vestido de la discordia
Thylane Blondeau con el vestido de la discordia gtres

Dos catástrofes incontrolables cuestionaron ayer el estatus fashionista del Festival de Cannes, la gran cita del cine europeo. Por un lado, Chrissy Teigen levantó la liebre en Twitter sobre el ignoto destino final de todas esas modelos e Instagrammers que pasean pierna por la alfombra roja. ¿Por qué están allí? ¿Qué películas van realmente a ver? ¿Se sientan en las butacas y degluten dos o tres cintas diarias como todos los asistentes o se esfuman al final de la 'red carpet' como por arte de magia? Por otro, sucedió lo peor: el desdoblamiento de un mismo vestido de Dior.

A estas horas es probable que ya hayan rodado cabezas tanto en las oficinas de Dior como en los despachos de estilistas implicados en el asunto. La cuestión no es baladí: si existe un pecado capital en el mundo de la alta moda es el de permitir que dos estrellas coincidan en el mismo evento con el mismo vestido. Sucedió ayer en el estreno de “Loveless”, al que asistieran la modelo francesa Thylane Blondeau y la actriz rusa Svetlana Ustinova, ambas vestidas por Dior.

El vestido pertenece a la colección pret à porter de primavera 2017 de la firma, un diseño de color rosa muy empolvado de inspiración noventera (la parte de arriba se asemeja a una camiseta embellecida) con falda de tul. No es un 'look' que pase inadvertido: los dibujos que salpican toda la tela lo convierten en una opción inconfundible. Una pena que ambas terminaran recorriendo la alfombra roja de Cannes vestidas igual. Al menos, no se puede decir que una le quede mejor que a la otra. La operación clon es total.


Horóscopo