mujerHoy

moda

Dolce & Gabbana entran en la guerra de camisetas

¿Se están riendo, en realidad, de que el talento de la alta moda solo llegue para trasladar al común de los mercados una triste camiseta?

La camiseta de Dolce&Gabbana
La camiseta de Dolce&Gabbana DR

El verano es de las camisetas, y esta temporada ha sido Dior quien ha dado el campanazo con su oportuna 't-shirt' de inspiración feminista. El mensaje "todos deberíamos ser feministas", tomado de un ensayo de la escritora Chimamanda Ngozi Adichie (efectivamente: la misma a la que recurrió Beyoncé para su 'Flawless'), ha conectado con el espíritu de los tiempos. La prueba son todas esas imitaciones 'low cost' realizadas por Mango, Stradivarius, Bershka, Zara, H&M, Topshop...

En este contexto, el movimiento de Dolce & Gabbana de sacar su propia camiseta es interesante. Por un lado, el diseño de la camiseta no puede ser más tedioso y sin sustancia: no hay ni un detalle actualizado al que agarrarse. El tipo de letra es aburridísimo y el corazón reinó hace demasiado poco tiempo como para reivindicar un 'come back'. Por otro, la pareja italiana se posiciona en un lugar irónico que, en comparación, resulta de lo más refrescante. ¿Se están riendo, en realidad, de que el talento de la alta moda solo llegue para trasladar al común de los mercados una triste camiseta?

El mensaje que Domenico Dolce y Stefano Gabbana quieren trasladar puede ser traducido como su desprecio por todas las amenazas de boicot por su insistencia en vestir a Melania Trump (de hecho, han presentado la camiseta en Instagram con el mensaje "All the lovers and all the #haters reliving"), y probablemente esta interpretación sea la más correcta. Sin embargo, resulta más interesante trascender esta pequeña guerra política y seguir preguntándonos la mayor: ¿Qué sentido tiene que las grandes firmas de moda dediquen su tiempo a vender camisetas? ¿De verdad alguien piensa que alguna de ellas vale los 500 y 245 euros, respectivamente, que cuestan?


Horóscopo