mujerHoy

moda

Coco Capitán, la española que ha enamorado a Gucci

Esta sevillana de 24 años ya se había labrado su reputación como fotógrafa precisamente para la marca.

Coco Capitán.
Coco Capitán. d. r.

Es sevillana y tiene solo 24 años, pero se ha metido en el bolsillo a Alessandro Michele, probablemente el diseñador que mejor representa lo que le está pasando a la moda en este principio de siglo. Coco Capitán saltó a la fama global el pasado abril, en plena Semana de la Moda de Milán, cuando pudimos ver sus frases caligrafiadas sobre accesorios y viejas camisetas con el logo de Gucci. Sus mensajes y grafitis decoraron también la entrada al show y la invitación al desfile con forma de disco de vinilo. En ella se podía leer la pregunta de Capitán que más le ha llegado a Michelle: “What are we going to do with all this future?” (¿Qué vamos a hacer con todo este futuro?”). La incertidumbre como lugar común.

Antes del flechazo con Michelle, Capitán ya se había labrado buena reputación como fotógrafa precisamente para Gucci (firma varios 'lookbooks' y series de 'backstage' de los desfiles), para otras grandes marcas como Miu Miu o Mulberry y también para revistas como 'Dazed & Confused' o 'Vogue'. Pese a su juventud, de recién llegada no tiene nada. Sin embargo, en su trabajo artístico, no es la estética lo que más le preocupa a María de la Mercedes Capitán (ese es su verdadero nombre), sino el contenido de sus grafismos, mensajes que revelan la preocupación, el descrecimiento y la aceleración que viven los jóvenes de su generación.

“Common sense is not so common” (“El sentido común no es tan común”), “I want to go back to beliving in a story” (!Quiero volver a creer en una historia”) o “Tomorrow is now yesterday” (“Mañana es el ahora de ayer”) son frases de Cocó que aparecen ahora en una colección cápsula compuesta por camisetas, camisas, sudaderas, jerseys, abrigos, bolsos y mochilas. Alessandro Michelle demuestra buen ojo a la hora de querer conectar con las tensiones y sensaciones de los jóvenes creativos, aunque sea vampirizándolos. El contraste entre el radical conservadurismo de sus diseños, deudores de un sentido de la moda retro-barroco que se apoya en la exquisitez de la factura y en la saturación de adornos, y la sencillez desarmante de la caligrafía y los mensajes de Capitán no puede ser más revelador del desajuste que existe entre el mundo real y los creadores de alta moda.


Horóscopo