mujerHoy

moda

Alejandra Onieva: "No quiero que un estilismo me haga perder mi esencia"

Inició su carrera en El secreto de Puente Viejo, una serie que la lanzó a la popularidad. Apasionada de la moda, retoma el teatro y sueña con rodar en Inglaterra.

Alejandra Onieva lleva un vestido de estilo romántico, de Intropia.
Alejandra Onieva lleva un vestido de estilo romántico, de Intropia. javier costés

Su primer trabajo como actriz le proporcionó una gran popularidad: encarnó a Soledad Castro Montenegro durante tres años en El secreto de Puente Viejo. Fue como una plegaria atendida, así que Alejandra Onieva (Madrid, 1992) lo dejó todo y se entregó en cuerpo y alma a la serie. Justo en ese momento, había empezado la Universidad, pero tuvo que elegir. "Me gustaba especialmente la moda. Podía haber sido mi plan A o mi plan B, hasta que llegó esta propuesta y ganó la interpretación. Intenté compaginarlo todo pero fue imposible", asegura.

Pocas actrices tienen esa pasión por la moda. Quizá por eso porque la conoce bien, Alejandra valora por encima de todo la sencillez y la naturalidad a la hora de escoger un estilismo. "Creo que, cuando tienes un evento, hay cierto riesgo de disfrazarse, yu hay que hacer exactamente lo contrario", observa. Es decir, menos es siempre más.

"La ropa debe adaptarse a ti -continúa-. La verdad es que to siempre he sido muy práctica a la hora de vestir. Me gusta ir con unas deportivas y un vaquero, y darle un punto sofisticado o rompedor con una camisa bonita o una blazer. Lo importante es que el estilismo no me haga perder mi esencia, la de una chica normal de 24 años. Es muy importante para mí sentirme cómoda".

"Mi estilo es deportivo pero, para salir, no perdono un buen tacón"

Alejandra no acude a estilistas, salvo en raras ocasines. "Lo tuve durante un tiempo, pero me sentía disfrazada, no era yo misma. Así que hoy, cuando tengo una gala importante, soy yo la que busca el estilismo", confiesa. ¿Y cómo define ese estilo personal que trata de salvaguardar? "Deportivo, pero con un toque rompedor - explica-. Me encantan las cazadoras de cuero. Tengo muchas y las llevo con vestidos, deprotivas o botas".

Pero no todo son chupas en el armario de Alejandra. "Para salir, no perdono un buen tacón. Y para una alfombra roja, me gusta ir más de largo". Ahora tiene puestas sus puntos cardinales: acaba de terminar el rodaje de la segunda parte de una popular serie de la RAI, que se estrenará allí en otoño. Alejandra ha descubierto, gracias a este rodaje, su vocación de actriz europea.

"La experiencia que he tenido allí me ha encantado. Me gustaría compaginar mi carrera entre los dos países, y si surge, en Inglaterra". El teatro es otro de los terrenos a los que le gustaría volver. Ya participó en la obra Mezclando colores. "Lo tengo pendiente y me encantaría".


Horóscopo