mujerHoy

moda

MBFWM primavera-verano 2017: Patrimonio Montesinos

El diseñador valenciano se inspira en su tierra y crea una colección en la que las Fallas son las absolutas protagonisas.

Desfile de Francis Montesinos Ver esta galería de fotos
Desfile de Francis Montesinos Gtres

Sus desfiles siempre son sinónimo de espectáculo en la pasarela, y hoy no iba a ser menos. El diseñador valenciano ha hecho un homenaje a su tierra, y con una puesta en escena que ponía la piel de gallina, se ha inspirado en las Fallas para crear su particular Patrimonio Montesinos.

Nos cuentan que en noviembre se decide si las Fallas se convierten en Patrimonio de la Humanidad, pero él, profeta dentro y fuera de su tierra, está seguro que la fiesta valenciana se llevará el reconocimiento, así que se ha adelantado y ha decidido rendirles tributo. "Ya acertó con las Olimpiadas, con la Expo...". En un par de meses sabremos si, además de admirarle, tendremos que pedirle la combinación ganadora de los Euromillones.

Pero vayamos al desfile. Con olor, color y sabor mediterráneo (las flores, las guirnaldas de naranjas), el show ha comenzado (y terminado) con un espectáculo de baile con un zapateado que quería hacernos sentir el sonido de la 'mascletá'.

Inspirado por los artistas de su tierra, sus sedas vaporosas y sus sensuales vestidos estaban decorados con figuras de ninots, con mensajes tan atrevidos como 'en tu falla o en la mía', con los colores del cielo azul de Valencia pintado con el humo de los cohetes, con la 'nit del foc' hecha estampado, con los corpiños brocados y de ricos bordados artesanos de las falleras.

El mestizaje típico de Montesinos se ha elevado a su enésima potencia y se ha descubierto más apasionado que nunca con su tratamiento del color, con sus volúmenes en movimiento, con sus tejidos confeccionados a mano, como antes. Al ritmo de 'Valencia' del maestro Padilla, los modelos desfilaban en pareja y lanzaban rosas al público, entregado como siempre al show del diseñador. Junto a él, como siempre, las mujeres de la familia Dominguín, sus musas dentro y fuera de la pasarela, porque la nieta de Lucía Bosé ha sido una de las protagonistas del desfile de hoy.

Al final, la apoteosis, los novios, el público en pie, de nuevo el zapateado, el diseñador entregado a los suyos. Puro arte, pasión pura. La máxima demostración que la moda es mucho más que moda.