mujerHoy

moda

MBFWM primavera-verano 2017: el jardín de nenúfares de Ailanto

Los diseñadores han celebrado sus 15 años en la pasarela con una colección inspirada en el impresionismo de Monet.

Desfile de Ailanto Ver esta galería de fotos
Desfile de Ailanto Gtres

Esta tercera jornada de la 64ª edición de MBFWM es una sucesión de 'cumpleaños de moda'. Al veinte aniversario de Teresa Helbig y Amaya Arzuaga se suman los quince años en la pasarela de los Ailanto, que han querido rendir homenaje al impresionismo con una colección pensada para una mujer romántica e hiperfemenina, la misma para la que llevan diseñando tres lustros ya.

Los jardines de Monet, con sus flores y su atmósfera mágica, se han plasmado a picenceladas en un puñado de vestidos volátiles, que cobraban vida propia al paso de las modelos, pero también en trajes armados en jacquard, contundentes y rotundos. Los reflejos sobre enormes nenúfares de espejo conseguían un efecto dramático y pictórico de "luz impresionista y trazo impresionante", como cantaba Mecano.

Los estampados adquirían diferentes formas, y las reticulas geométricas contrastaban con 'prints' más románticos y poéticos de estanques nocturnos con ninfas, libélulas y, sobre todo, muchas flores, que han decorado vestidos cortados al bies, 'slip dresses', abrigos de verano y trajes de chaqueta con pantalón capri. Los detalles, una vez más, han vuelto a aportar sensualidad y elegancia a los acabados, con protagonismo de las espaldas al aire, pero también con canesús de nido de abeja, blondas de encaje negro, hilo de oro o delicados volantes que parecían bailar con la brisa de un estanque verde agua.

El arte pictórico y la moda se han vuelto a unir, y esta vez con aire de celebración, para entonar el cumpleaños feliz a Ailanto. Como han hecho las modelos en el 'backstage' una vez terminado el desfile.