mujerHoy

moda

Maltrato en los castings de modelos de la Semana de la Moda de Paris

No es la primera vez que, en los últimos meses, profesionales del negocio alzan la voz para hablar claro sobre las presiones que las modelos

Modelos en la Semana de la Moda
Modelos en la Semana de la Moda gtres

La transparencia va llegando por fin a la moda de la mano de las redes sociales, raudas a la hora de respaldar a aquellos que se atreven a denunciar las malas prácticas y maltratos que suceden en ámbitos aún opacos. No es la primera vez que, en los últimos meses, profesionales del negocio alzan la voz para hablar claro sobre las presiones que las modelos, mujeres jovencísimas y fácilmente manipulables, han de sufrir para trabajar. Esta vez lo ha hecho un director de casting, James Scully, que ha trabajado con Tom Ford o Stella McCartney. El post que colgó ayer en Instagram contra la agencia de casting Maida & Rami es revelador.

“Me ha afectado bastante escuchar a varias modelos que ayer, en el casting de Balenciaga, Maida & Ramy (Maida Gregori Boina y Rami Fernandez) obligaron a 150 chicas a esperar en una escalera durante tres horas, advirtiéndoles de que no podían abandonarla en ningún momento. Entonces, tal y como es su costumbre, cerraron la puerta, apagaron las luces y se fueron a comer, dejando abandonadas y con solo sus móviles para alumbrarse. No solo ha sido algo sádico y cruel, sino que varias de las modelos con las que hablé estaban traumatizadas. De hecho, la mayoría ha decidido cancelar los castings de Balenciaga, Hermès y Elie Saab (firmas que también han encargado su casting a esta agencia señalada por maltrato) porque no quieren volver a ser tratadas como animales”.

Inmediatamente a la publicación del post, un montón de modelos se solidarizaron con la denuncia pública de este director de casting: Joan Smalls, Kate Young, Helena Christensen, Carolyn Murphy, Julia Stegner, Alana Zimmer, Hilary Roda... Además de este caso especialmente alarmante, Scully desveló que una firma de moda trataba de colar en el 'casting' a modelos menores de edad: “Es inconcebible que haya gente sin el menor sentido de la decencia y el respeto por la vida y los sentimientos de estas chicas, especialmente cuando muchas, demasiadas, aún no tienen 18 años y, claramente, no están preparadas para estar aquí”.

Aún otra marca tuvo que ver cómo sus malas prácticas quedaban expuestas por James Scully: Lanvin. Scully habría escuchado a varias personas del negocio, algunas de ellas negras, que Lanvin habría advertido a las agencias que no les presentaran “mujeres de color”. Lanvin ha rechazado esta acusación, pero Balenciaga sí ha confirmado que hubo problemas con el proceso de casting y que inmediatamente tomaron medidas para resolverlos, despidiendo a la agencia Madia & Ramy.


Horóscopo