mujerHoy

moda

Cuando París desvela su mejor arte

Las colecciones de alta costura para el invierno 17/18 destilan aires contemporáneos y fidelidad a la ciudad que las acoge

Exposición en homenaje a Christian Dior.
Exposición en homenaje a Christian Dior. @Dior (Instagram)

París

Enfundada en un Dior creado por Marc Bohan –responsable de las colecciones de la casa entre 1960 y 1989–, la venezolana Aura Marina Hernández se fotografiaba junto a Bernard Arnault, el máximo patrón del Grupo LVMH. Era pocas horas después del desfile de la Maison y durante la inauguración de la muestra “Christian Dior. Costurero de ensueño” (hasta el 7 de enero de 2018, en el Museo de las Artes Decorativas).

Una alta costura moderna, para el día a día, como quiso dejar entrever con vestidos largos,  escotes…

En el setenta aniversario del primer desfile, el del New Look, así como en el sesenta del fallecimiento del maestro, el lunes fue el gran día para la alta costura, la misma jornada en el terreno político para Macron, el presidente de Francia, con su discurso en Versalles.

Maria Grazia Chiuri, en su segunda colección couture para Dior, ha apostado por una feminidad de aires masculinos, apta para mujeres de hoy, cosmopolitas, independientes… Una alta costura moderna, para el día a día, como quiso dejar entrever, aprovechando igualmente para rendir tributo al fundador de la firma, con un despliegue de grises, vestidos largos, transparencias, escotes…

Desfile de Dior en París.
Desfile de Dior en París.

Chanel siempre desfila en martes y en el Grand Palais. Para la ocasión, se recreó una gran torre Eiffel, obviamente y por razones de espacio no del tamaño de la original, sino de treinta y ocho metro de altura, por cuya parte baja desfilaban las modelos. Rica sencillez del tweed y volúmenes en vestidos, algunos en tono metalizado, acompañados de accesorios como botas altas, botines y sombreros.

Si Monsieur Christian Dior fue el más parisino de los creadores de costura, el germano Karl Lagerfeld ha querido rendir tributo a la Ciudad de la Luz, donde la señorita de la moda triunfó con su estilo inspirado en el guardarropa masculino. “Soy un extranjero y quiero seguir siéndolo, porque los extranjeros tienen otra visión de París y Francia”, decía Lagerfeld por la tarde al recoger la medalla Grand Vermeil, la distinción más elevada de la capital, de manos de la alcaldesa, la gaditana Anne Hidalgo.

Desfile de Chanel en París.
Desfile de Chanel en París.

El trío italiano de caballeros de costura lo componen Giambattista Valli, Pierpaolo Piccioli para Valentino y Giorgio Armani. El primero, en el Petit Palais, con su sempiterno homenaje floral, muy propio para las fiestas de mayor postín; el segundo, con la fluidez sublime como referente; mientras Armani Privé, la gama de costura del diseñador de Piacenza, desvelaba vestidos y sombreros, como en Chanel, aunque en su estilo, y donde los bordados se dejaban ver, con el negro y rosa como dos de los colores estrella.

Desfile de Giambattista Valli en París
Gtres Desfile de Giambattista Valli en París
Desfile de Valentino en París.
Gtres Desfile de Valentino en París.
Desfile de Armani en París.
Gtres Desfile de Armani en París.
Desfile de Schiaparelli
Gtres Desfile de Schiaparelli

Y un cuarto nombre de acento italiano, que si bien su fundadora ya no está entre nosotros, su origen es inconfundible, Schiaparelli, cuya dirección artística capitanea un galo, Bertrand Guyon, pero con nervio transalpino. Nuevamente surrealismo, con la famosa langosta, piezas de puzzle y los vestidos como grandes protagonistas. 

Una suerte seguir disfrutando de la maestría de Jean-Paul Gaultier, ahora solo en el terreno de alta moda. Fiel a su cita en la rue de Saint-Martin, el otrora enfant terrible, nos trasladaba al invierno más puro, con prendas abrigadas, envolventes y muy vestidas, ante los aplausos de Carla Bruni, exprimera dama de Francia; en otro registro que el de la exuberancia libanesa de Elie Saab y Zuhair Murad, muy en la impronta de Las mil y una noches. Y qué mejor broche para la costura, que la colección de alta peletería de Fendi para el próximo invierno, en la que se fijaron todas las miradas presentes en el Théâtre des Champs-Elysées, y obra de Karl Lagerfeld.

Desfile de Jean-Paul Gaultier en parís.
gtres Desfile de Jean-Paul Gaultier en parís.
Desfile de Elie Saab en París.
gtres Desfile de Elie Saab en París.
Desfile de Fendi.
Gtres Desfile de Fendi.

Las joyas ocupan, como se sabe, un lugar importante cada semana de la Haute Couture. Y es sobre todo la edición de julio la que brilla con más intensidad, desde los salones de Chaumet, Chopard y Van Cleef; Arpels, entre otros. La agradable sorpresa fue el descubrimiento de las novedades de Nirav Modi, firma de nicho de origen indio que estuvo presente por primera vez en París en la última edición de la Bienal de los Anticuarios. “Nuestro objetivo es seguir desarrollando poco a poco las colecciones, así como inaugurar nuevas tiendas”, nos explicaba Monica Pawar en uno de los salones del Ritz, donde mostraban su colección.

Lealtad a un arte, el de la alta costura o piezas a medida confeccionadas a mano y en los mejores tejidos, no tan recargado como en otros tiempos, más fiel a los gustos actuales, y a una ciudad que lo vio nacer y es el mejor de los escenarios para desvelar cada una de las colecciones: París.

Front-row en París
Front-row en París

Rostros famosos en el front-row

Menos celebrities que en la semana de la moda, y sobre todo en los front-rows. Son menos días, aunque para muchos más intensos. La mayor parte de los flashes de esta semana de la costura se los llevó la cantante canadiense Céline Dion, la estrella en el pase de Dior.

Sophia Loren, Isabelle Huppert, Naomi Watts, Katy Perry, Julianne Moore...

Al día siguiente, en Chanel veíamos a Katy Perry y Pharrell Williams, así como a las actrices Julianne Moore y Tilda Swinton. El mundo del cine también estuvo representado por Sophia Loren, Isabelle Huppert, Naomi Watts y la española Rossy de Palma, en Armani; mientras que una cotizadísima modelo, convertida en celebrity, caso de Bella Hadid, abría el desfile de Alexandre Vauthier. Hablando de modelos, la valenciana África Peñalver, de 17 años, ha pisado también fuerte en las pasarelas estos días.

La última jornada de la costura, el miércoles, coincidía con la apertura oficial del Hotel du Crillon (Rosewood Hotels), tras permanecer cerrado cuatro años por reformas, viendo en sus pasillos a algún que otro rostro conocido, entre desfile y desfile. “¿Y no ha venido la Kardashian?”, se preguntaba más de uno. Tras su traumático robo de joyas en octubre pasado, la norteamericana poco o nada quiere oír hablar de esta ciudad…


Horóscopo