La nueva colección de Ágatha Ruiz de la Prada, colección otoño-invierno 2008 ha sorprendido por el uso de grandes volúmenes.

El verde manzana con el amarillo 'patito', y el rosa y rojo como señas de identidad de Agatha Ruiz de la Prada.