El diseñador preferido de la Reina Rania de Jordania deslumbró en la Semana de la Moda de Paris, en la que también brillaron Lagerfeld, Galliano, Lacroix, Gaultier y nuevos diseñadores que suponen todo un relevo generacional