Terminó la Semana de la Moda de Londres, que ha tenido lugar coincidiendo en el tiempo con la Pasarela Cibeles de Madrid y en la que se han presentado las tendencias de la moda inglesa para la primavera-verano de 2008.Con un concepto muy diferente al nuestro, siempre vanguardista e innovadora, pero alejada de nuestra estética, Londres es una cita de importancia que en esta edición ha destacado por su desfile “Fashion for Relief”, orquestado por Naomi Campbell y en el que han participado como modelos ocasionales la princesa Beatriz de Inglaterra, hija de los duques de York, y su madre, Sarah Ferguson

El  desfile tenía como fin  recaudar fondos para las víctimas de las inundaciones que azotaron Inglaterra este verano, "Fashion for Relief", ha tenido lugar  en el Museo de Historia Natural de la capital británica, dentro del marco de la Semana de la Moda de Londres. "Se trata de una gran oportunidad para demostrar que en el mundo de la moda se puede hacer algo para ayudar a los demás", dijo Naomi Campbell, presentadora del acto y en los últimos tiempos cada vez más envuelta en causas humanitarias.

Según Campbell, la moda es "universal y llega a todo el mundo de una forma u otra", por lo que la pasarela "se puede utilizar" para recaudar dinero y ayudar a los afectados por desastres naturales.

El desfile contó con vestidos de Burberry, Alexander McQueen, Dior, Dolce & Gabbana o Vivienne Westwood, que fueron vestidos por modelos de la talla de Daphne Guinness, Jodie Kidd, Leah Wood -hija del Rolling Stone Ron Wood-, y,entre los famosos, por el jugador de fútbol Rio Ferdinand, la actriz Rosario Dawson, la ex modelo Yasmin Le Bon, el actor Christian Slater o la duquesa deYork, Sarah Ferguson y su hija menor, la princesa Beatriz de Inglaterra,entre otros .

Aunque Campbell no consiguió convencer a Kate Moss para que se subiera a la pasarela, sí logró que diseñara algunas prendas para el desfile, con el respaldo de la cadena de ropa Topshop.

Con precios que alcanzan las 750 libras (unos mil euros o 1.500 dólares) por una entrada en primera fila, el desfile destinará su recaudación a las comunidades afectadas por las inundaciones de este verano, cuyos daños materiales se cifran en unos 3.000 millones de libras (4.300 millones de euros ó 6.000 millones de dólares).

Fundado hace dos años, "Fashion For Relief" logró recaudar en Nueva York más de quinientos millones de libras (720 millones de euros o mil millones de dólares) para las víctimas del huracán Katrina.