Discreto, elegante, sencillo y clásico. Así se podría definir el look de Jennifer Aniston. Ya sea en la pantalla, en la alfombra roja, o en sus apariciones privadas, lo cierto es que la actriz siempre imparte clases magistrales de estilo.

En esta ocasión, "pillamos" a Jennifer Aniston saliendo de una cena privada, a la que acudió con un básico que nunca debe faltar en el armario femenino: el little black dress. Con un sencillo vestido negro (ajustado, por encima de la rodilla y con escote en "v"), la actriz lucía muy elegante.

Su estilismo se completaba con unos altos tacones de plataforma en color nude, cazadora de cuero negra, clutch de mano y gafas de pasta estilo "nerd", un auténtico grito entre las celebrities de unos meses a esta parte.

Además, como viene siendo habitual, Jennifer Aniston apostaba por un maquillaje muy natural, y su característica melena long-bob extralisa.