mujerHoy

moda

Cómo hacer la transición perfecta al armario de otoño

El temido entretiempo ya está aquí. Pero tranquila, tenemos las 5 claves con las que acertar a la hora de elegir look

Ver esta galería de fotos
WE WORE WHAT

Después de dos meses llevando los dedos de los pies al aire, sin acordarnos de lo que eran los pantalones vaqueros y envueltas en frescos vestidos vaporosos, es hora de dar paso a nuestra versión más invernal. Por suerte, para que el shock de cambiar los pantalones cortos por los abrigos de plumas no sea tal, el clima nos da un pequeño periodo de transición conocido como entretiempo.

Eso sí, muchas veces no sabemos cómo enfrentarnos a esta etapa en la que conviven los looks de aquellos que se resisten al fin del verano con los de quienes están deseando estrenar las tendencias del otoño antes que nadie. Porque tan pronto cae el diluvio universal como nos vemos bajo un sol abrasador, la solución más recurrente suele ser la de apostar por el "efecto cebolla" con capas de prendas superpuestas que quedan sujetas a la improvisación. Pero no es la única forma de afrontarlo... aquí tienes algunos truquillos:

5 claves para acertar con los looks de entretiempo

  1. Di sí a los básicos. Es la solución más sencilla (pero también la más eficaz) cuando no sabes qué ponerte. Unos jeans, una camiseta de manga corta en color blanco y una blazer negra bastan para sacarte de cualquier apuro. Recuerda: menos, siempre es más.
  2. Hora de invertir. Aprovecha el cambio de temporada para hacer espacio en tu armario a las tendencias que vienen. Si aún no sabes qué prendas, estilos o colores triunfarán este otoño, no te pierdas esta selección que preparamos hace unas semanas. Ve fichando tus favoritos.
  3. Atrévete a probar. Lo bueno del entretiempo es que desaparece el calor axfisiante y el termómetro se establece en unas variables de lo más agradables. Por eso, no tengas miedo a mezclar prendas que abriguen más como sudaderas con otras de tejidos frescos como minifaldas. ¿Para qué está la moda si no es para jugar?
  4. El poder de las chaquetas. No pases de los tirantes a los jerséis de lana y aprovecha que las temperaturas son suaves para sacar el máximo partido a esta estilosa prenda que poco podemos lucir el resto del año. En versión bomber, militar, denim o tipo trench, será tu mejor aliada.
  5. Qué hacer con el calzado. Si no eres demasiado friolera, aguanta unas semanas más las sandalias que no sean puramente de verano. Sino lo ves claro, pásate a bailarinas, slippers, mocasines o zapatos masculinos antes de rendirte ante las invernales botas.