La colección de novias de Raimon Bundó para el 2011 consolida su estilo más auténtico, reafirmando una novia clásica pero transgresora, de corte simple pero lleno de guiños a la alta costura.

La perfecta armonía entre patronaje, confección y diseño se deja ver en cada vestido utilizando tejidos regios como el raso natural, dupión y la seda, dignos de una colección en la que reina la pureza de las líneas y la esencialidad de la simplicidad.